También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SUCESOS SECUESTROS

Secuestraban a inmigrantes para exigir dinero a sus familias

Algeciras (Cádiz), 17 may (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a dos hombres y tres mujeres que se dedicaban a captar inmigrantes irregulares que llegaban a las costas españolas en pateras para después secuestrarles en un piso de Algeciras (Cádiz) y exigir un rescate a sus familias, ha informado hoy el instituto armado.,Los detenidos, dos hombres y dos mujeres originarios de Marruecos y con permiso de residencia en España, y una mujer española, han ingresado en prisión sin fianza por orden del j

  • Agencia EFE

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres y tres mujeres que se dedicaban a captar inmigrantes irregulares que llegaban a las costas españolas en pateras para después secuestrarles en un piso de Algeciras (Cádiz) y exigir un rescate a sus familias, ha informado hoy el instituto armado.

Los detenidos, dos hombres y dos mujeres originarios de Marruecos y con permiso de residencia en España, y una mujer española, han ingresado en prisión sin fianza por orden del juez acusados de los delitos de secuestro y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La operación policial no se ha dado por concluida, pues los agentes tratan ahora de identificar y localizar a víctimas de este entramado y no descartan nuevas detenciones.

La investigación que ha permitido esta operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras.

Se inició a finales de agosto del 2017, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que se estaban realizando secuestros de inmigrantes irregulares a su llegada a la costa peninsular.

Según las pesquisas, los detenidos montaban dispositivos de espera y localización de pateras que habían logrado cruzar con éxito el Estrecho de Gibraltar.

Elegían de entre los inmigrantes que llegaban en ellas a los que consideraban que podrían pagarles más dinero y se acercaban a ellos prometiéndoles ayudarles a reunirse con sus familiares residentes en España.

Así les trasladaban en vehículos hasta una vivienda del barrio de La Bajadilla de Algeciras.

Allí les encerraban en habitaciones, les despojaban de sus teléfonos móviles y de todos sus enseres personales, y les interrogaban exhaustivamente para sacarles toda la información que podían sobre sus familias y sus recursos.

Una vez que tenían esta información, calculaban la cantidad de dinero que les podían exigir y contactaban telefónicamente con los familiares de las víctimas para solicitarles el pago de un rescate a cambio de su liberación.

Las cantidades oscilaban entre los 500 y 2.000 euros, en función de las posibilidades económicas de la familia.

Los hombres de la organización eran los encargados de realizar la captación, traslado de las víctimas hasta el domicilio y de extorsión a los familiares, mientras que las mujeres custodiaban a los secuestrados y les vigilaban hasta su liberación.

Lo más visto