También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JUSTICIA CATALUÑA (Ampliación)

Presidente TSJ Cataluña:Nadie está por encima de la ley aún escudado en votos

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, ha advertido de que "nadie, ninguna persona, entidad u organización, por poderosa que se pretenda y aunque se escude en los votos, está por encima de la ley", lo que supone "el primer indicador democrático de un Estado".

  • Agencia EFE

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, ha advertido de que "nadie, ninguna persona, entidad u organización, por poderosa que se pretenda y aunque se escude en los votos, está por encima de la ley", lo que supone "el primer indicador democrático de un Estado".

En su intervención en el acto de jura de los 17 nuevos jueces destinados a Cataluña, Barrientos se ha referido al "complejo momento político que vive Cataluña" y les ha recordado su papel de "garantes" del sometimiento de "todos, también de las instituciones, a la legalidad constitucional".

En ese sentido, ha proclamado que "tan sometido" al imperio de la ley se encuentra "el más alto dignatario como el último en llegar a la ciudadanía", lo que en su opinión supone "el primer indicador democrático de un Estado y el único marco que asegura una convivencia pacífica".

El acto judicial ha coincidido con la decisión del Parlament de querellarse contra el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena, una iniciativa que ha causado malestar en la cúpula judicial de Cataluña, que considera que con esa estrategia la cámara catalana opta por la vía de la máxima confrontación, según han explicado a Efe fuentes jurídicas.

En su discurso, Barrientos ha hecho suyas las palabras que el pasado lunes dirigieron a los jueces de la nueva promoción el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, quienes elogiaron la "firmeza" e "independencia" de la justicia española.

El presidente del alto tribunal catalán ha instado después a los nuevos jueces a ser "plenamente conscientes de los desafíos" que se están "presentando, con ocasión del complejo momento político que vive Cataluña", y les ha recordado su obligación de velar por la preservación del ordenamiento constitucional "frente a cualquier intento de socavarlo, ya provenga de particulares, de otros poderes públicos o de sus servidores".

Para Barrientos, si el poder judicial no "hace efectivo" el imperio de la ley, "la palabra democracia pierde todo su significado y nos alejaremos irreversiblemente del Estado de Derecho que define nuestro ordenamiento constitucional".

En esa línea, ha remarcado que la "confianza" de la sociedad en los jueces "se nutre de su fidelidad al sistema constitucional, como único camino para hacer efectiva la defensa de los valores, de los derechos y de las libertades de todos".

El presidente del TSJC ha aprovechado su discurso para recordar a los nuevos jueces destinados a Cataluña que la carrera judicial está "inmersa" en una "campaña reivindicativa de una serie de mejoras estatutarias y de las condiciones de prestación del servicio público de justicia, histórica y reiteradamente desatendidas".

En opinión de Barrientos, siempre que los jueces cumplan "celosamente" los deberes que les atañen y presten "diligentemente" los servicios que la sociedad les demanda, estarán "legitimados" para reclamar "un trato y una retribución, no solo económica pero también, proporcionada a la dignidad de la alta responsabilidad" que se les exige.

"Cumplido este presupuesto, es necesario llegar a un punto de encuentro que satisfaga razonablemente las demandas de la carrera y permita optimizar los recursos públicos puestos a su disposición del servicio que prestamos", ha remachado Jesús María Barrientos.

El presidente del TSJC ha pedido a los nuevos jueces procedentes de otras zonas geográficas de España un "esfuerzo de integración y asimilación de las costumbres identitarias de la sociedad catalana" y que se muestren "sensibles" a las mismas a través de su actividad.

También les ha emplazado a mantener un "escrupuloso reconocimiento de los derechos lingüísticos de los ciudadanos que intervengan en los procesos, respetando en toda su dimensión la opción lingüística manifestada por las partes".

Entre el grupo de jueces destinados a Cataluña, 13 de ellos mujeres, figura la primera de la 67ª promoción, Raquel Abarca Martínez, que ejercerá en el juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Lo más visto