También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TERRORISMO YIHADISTA

Piden 10 años para un yihadista que hacía "la guerra de Facebook y Twitter"

La Audiencia Nacional juzga hoy a un acusado de integrar la red propagandística del Dáesh con la misión de realizar "la guerra de Facebook y Twitter", unos hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de 10 años de prisión.

  • Agencia EFE

La Audiencia Nacional juzga hoy a un acusado de integrar la red propagandística del Dáesh con la misión de realizar "la guerra de Facebook y Twitter", unos hechos por los que se enfrenta a una petición fiscal de 10 años de prisión.

El ministerio público sitúa a Abdallah L. "entre los autodenominados activistas informativos" del ISIS y sostiene que constituía en sí mismo una "prolongación del Dáesh en España", por lo que, además de la pena de prisión, pide otros 10 años de libertad vigilada por un delito de participación activa en organización terrorista.

Destaca el fiscal en su escrito de conclusiones provisionales el "profundo y larvado proceso de radicalización" del acusado, de nacionalidad marroquí y con residencia en Valencia, donde fue arrestado en junio de 2016.

"El acusado constituía en sí mismo una célula local autónoma creada bajo los dictados y premisas del Dáesh", señala el fiscal, que le sitúa como un "referente" para sus interlocutores, que le llamaban "Sheik" (jefe o viejo sabio en árabe) y que tenía "conexiones con miembros (del Dáesh) localizados en las zonas de conflicto".

Según la Fiscalía, Abdallah pretendía adoctrinar a personas y "formar un censo de potenciales candidatos" que, llegado el caso, pudieran incluso cometer un atentado.

Un total de 13 perfiles tenía abiertos en redes sociales, que llegaron a acumular hasta 20.000 seguidores, en los que desarrolló una "difusión extraordinariamente activa de mensajes" y mostraba las "bondades" de la organización terrorista.

Una vez contactaba con adeptos, "perfeccionaba el adoctrinamiento" mediante el envío de "material pro-yihadista" a sus seguidores, quienes, según la Fiscalía, le veneraban y llegaban a pedir a Alá que le hiciese "un buen ejemplo para todos".

En uno de sus comentarios, Abdallah condenó la ofensiva internacional contra el Estado Islámico y llegó a amenazar al expresidente de Estados Unidos Barack Obama a través del siguiente comentario: "Un niño musulmán a Obama: Paga el tributo o el sable cortará tu cabeza... jejeje...¡Cuándo veremos esto pasando de verdad!(sic)".

"El niño que se salve de vuestros bombarderos volverá un día para inmolarse en medio de vosotros", decía en otro comentario.

El juicio estaba previsto para el pasado 11 de octubre, si bien fue suspendido después de que el acusado pidiese un cambio de abogado.

Lo más visto