También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JUICIO MOTÍN

El motín de 2002 en Quatre Camins se salda con penas mínimas para 16 expresos

Dieciséis expresos de Quatre Camins han aceptado hoy penas mínimas, de entre un año y quince meses de cárcel, por protagonizar un motín en esa cárcel barcelonesa en 2002, mientras otros 23 han sido absueltos al haber prescrito los delitos de los que se les acusaba.

  • Agencia EFE

Dieciséis expresos de Quatre Camins han aceptado hoy penas mínimas, de entre un año y quince meses de cárcel, por protagonizar un motín en esa cárcel barcelonesa en 2002, mientras otros 23 han sido absueltos al haber prescrito los delitos de los que se les acusaba.

En una sentencia de conformidad, que ha evitado la celebración del juicio, el juez de lo penal número 1 de Granollers (Barcelona) ha condenado por los delitos de atentado a la autoridad y daños a 16 de los procesados, aunque les ha suspendido las penas, con lo que no tendrán que cumplirlas en prisión, con la condición de que no vuelvan a delinquir en dos años y paguen multas de 270 euros.

Los acusados, según recoge la sentencia pactada, deberán pagar otros 15.900 euros por los destrozos materiales que causaron en el centro penitenciario donde se amotinaron y las lesiones que provocaron a dos agentes que intervinieron.

El acuerdo ha evitado la celebración del juicio, que se iba a iniciar hoy en el auditorio de la Ciutat de la Justicia de Barcelona dada la gran cantidad de acusados, 56 reclusos, aunque finalmente en el banquillo se han sentado solo 39; ocho han fallecido durante la instrucción del caso, cinco no se han presentado, a tres se les ha declarado en rebeldía y uno está incapacitado para ser juzgado.

La Fiscalía pedía penas de entre 5 y 10 años para los procesados, 23 de los cuales han logrado ser absueltos dado el tiempo transcurrido entre su imputación y el inicio del juicio.

La fiscal ha pactado con las defensas y ha accedido a rebajar las penas que inicialmente planteaba, teniendo en cuenta que el juicio se ha celebrado 16 años después de que ocurriera el motín en la cárcel de Quatre Camins, situada en el municipio barcelonés de La Roca del Vallès.

En el juicio, quince de los condenados han admitido haber cometido un delito de atentado con instrumentos peligroso y haber lesionado a dos agentes, además de causar desperfectos en el centro penitenciario valorados en 15.900 euros y, por todo ello, han aceptado una pena de cárcel de 12 meses y una pena de multa de 270 euros.

Uno de los acusados ha aceptado una pena mayor, de 15 meses, por haber causado lesiones más graves a uno de los agentes, al que deberá indemnizar con 7.200 euros.

El motín ocurrió en el Centro Penitenciario Quatre Camins en 2002, cuando los internos iniciaron una "huelga de brazos caídos" con la que reclamaron una mejora de sus condiciones en la cárcel y, concretamente, protestaron por el cambio en la legislación que impedía reducir condena a cambio de días de trabajo.

El día de los hechos, después de la cena, sonó la sirena que les obligaba a volver a sus celdas, pero los presos se negaron y armados con palos, piedras y hierros que fueron encontrando por el patio, con "un propósito común", procedieron a agredir a los funcionarios de la prisión que intentaban disuadirles del comportamiento "extremadamente violento", según la sentencia que han aceptado hoy los procesados.

Los disturbios los iniciaron los reclusos del módulo I de la cárcel, a los que fueron uniéndose los del módulo II, con gritos de "a la guerra".

Los presos se subieron a los tejados de los módulos para eludir la acción de los Mossos d'Esquadra, que fueron los encargados de disolver el motín y que también fueron agredidos.

Lo más visto