También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los féretros de los guardias civiles asesinados fueron recibidos entre aplausos

Han sido condecorados con la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo

Los féretros de los guardias civiles llegando a la capilla...
Los féretros de los guardias civiles llegando a la capilla ardiente instalada hoy en el ayuntamiento de Alcañiz. EFE 
  • Agencias

Los féretros de los dos guardias civiles asesinados a tiros este jueves en Albalate del Arzobispo junto al ganadero José Luis Iranzo han sido recibidos por cientos de vecinos y ciudadanos en Alcañiz y entre aplausos, antes de que se les haya impuesto la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, la más alta distinción del instituto armado.

Víctor Romero, de 30 años, natural de Teruel, y Víctor Jesús Caballero, nacido en Cádiz en 1979, y José Luis Iranzo fueron asesinados entre las localidades de Albalete del Arzobispo y Andorra, un triple crimen por el que ha sido detenido el serbio Norbert Feher, un hombre buscado por la Interpol por otros crímenes cometidos en Italia.

Una vez practicadas las autopsias, los féretros de Romero y de Caballero han llegado alrededor de las 20:45 horas a Alcañiz, en cuyo Ayuntamiento se han instalado las capillas ardientes, que permanecerán abiertas durante toda la noche, según fuentes del instituto armado.

Con aplausos de los centenares de vecinos que aguardan en la plaza de España de la localidad, a pesar del frío, han sido recibidos los restos mortales de los dos agentes.

También esperaban el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, así como las máximas autoridades del instituto armado en Aragón. Con ellos, el presidente de la comunidad, Javier Lambán.

Romero y Caballero formaban parte de uno de los equipos ROCA de la Guardia Civil, destinado a atajar robos en entornos rurales

Una vez dentro del Ayuntamiento, y tal y como estaba previsto, a los agentes se les ha impuesto la Medalla de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, que es la más alta distinción que el instituto armado confiere por actos de servicio heroico.

Romero y Caballero formaban parte de uno de los equipos ROCA de la Guardia Civil, destinado a atajar robos en entornos rurales.

Este sábado tendrán lugar los funerales, tanto de los dos agentes como de José Luis Iranzo, el agricultor también asesinado, aunque en su caso en Andorra, localidad de la que era vecino.

Lo más visto