También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CASO PUJOL

Un empresario admite que pidió un crédito para CDC que avaló Pujol Ferrusola

Madrid, 20 mar (EFE).- Un empresario condenado en el caso Palau ha admitido ante el juez del caso Pujol que suscribió un crédito de 150 millones de pesetas para CDC en el año 2000 porque este partido se lo pidió, operación que sirvió para pagar gastos electorales y en la que figuró como avalista Jordi Pujol Ferrusola con dinero de Andorra.,Así lo dijo ayer al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata el administrador de la empresa Hispart, Juan Manuel Parra, quien fue condenado a 8 meses de

  • Agencia EFE

Un empresario condenado en el caso Palau ha admitido ante el juez del caso Pujol que suscribió un crédito de 150 millones de pesetas para CDC en el año 2000 porque este partido se lo pidió, operación que sirvió para pagar gastos electorales y en la que figuró como avalista Jordi Pujol Ferrusola con dinero de Andorra.

Así lo dijo ayer al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata el administrador de la empresa Hispart, Juan Manuel Parra, quien fue condenado a 8 meses de cárcel en el caso Palau por ofrecer su empresa como pantalla para camuflar el pago de comisiones a CDC a través del Palau de la Música.

Hispart fue proveedora de actos electorales para CDC en la campaña de las elecciones generales del año 2000 y su administrador declaró ayer como testigo ante las sospechas de que el partido se financió irregularmente mediante préstamos encubiertos que pidieron al banco varios de estos proveedores, uno de ellos Hispart.

La persona que sirvió de avalista para estos préstamos, mediante su cuenta en la entidad andorrana Andbank, fue el primogénito del expresidente catalán, lo que sirvió para que los créditos se otorgaran con celeridad.

Al respecto, según fuentes jurídicas consultadas por Efe, Jordi Pujol hijo sostiene que prestó su aval porque así se lo pidió Carles Torrent, responsable de finanzas de CDC que falleció en el año 2005.

Es por ello que, tras meses sin que se hayan practicado declaraciones en el caso Pujol, el juez ha retomado las citaciones en vista de los indicios de que la familia Pujol-Ferrusola pudo haber ayudado a financiar la campaña de CDC de 2000, cuando la presidencia de la Generalitat la ostentaba Jordi Pujol.

Según fuentes presentes en la declaración ayer de Parra, el testigo admitió que pidió ese préstamo porque así se lo reclamó el partido y que era realmente la formación nacionalista la que lo iba abonando mes a mes.

También declaró por los mismos hechos otro empresario condenado a 8 meses de cárcel en el caso Palau, Miguel Giménez Salinas, quien realizó una operación parecida al pedir un préstamo de 50 millones de pesetas que supuestamente luego fue pagando CDC.

El préstamo se concedió a la empresa Altarforma, de la que fue directivo y que también sirvió de proveedora para CDC en la campaña de las elecciones generales del año 2000.

Al contrario que Giménez, Parra no reconoció que pidió el préstamo como favor a CDC sino que era para pagar gastos de su empresa.

Finalmente, ayer declaró un testigo de la constructura Benito Arnó e Hijos, que fue beneficiaria de adjudicaciones de la Generalitat, porque aparece una transferencia desde esta empresa a la cuenta de uno de esos préstamos.

El empresario negó que ese dinero fuera para financiar la campaña electoral de CDC, sino que la transferencia respondió a que tenía relaciones comerciales con la empresa que había pedido el préstamo, según las mismas fuentes.

Lo más visto