También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Desarticulado el "clan de los Nicolic", especializado en estafa inmobiliaria

Policía. Archivo
 
  • Agencia EFE

Tags

La Policía Nacional ha desarticulado el denominado "clan de los Nicolic", un grupo criminal especializado en estafas millonarias inmobiliarias después de haber sido detenidos siete integrantes en Blanes (Girona)

Según ha informado la Policía Nacional, el clan desarticulado estaba especializado en "rip deal", una modalidad de estafa en auge debido al repunte del mercado inmobiliario, por el cual los presuntos autores fingen ser empresarios interesados en adquirir un bien inmueble por el que ofrecen pagar una mayor cantidad de dinero, siempre que el vendedor acceda a cambiarles billetes de elevado valor por otros de cuantía inferior.

Los siete detenidos, asentados en España e Italia aunque llegaron a cometer actos ilícitos en otros países de la Unión Europea como Alemania y Francia, utilizaban esta modalidad de estafa puesto que los billetes entregados eran facsímiles -de una alta reproducción que reproducen el original de una manera casi idéntica-.

Según la policía, cuando las víctimas detectaban el engaño a tiempo, los miembros del clan de los Nicolic no dudaban en emplear la violencia para robar el botín.

En el clan familiar, precisa la Policía, existía un claro reparto de roles, ocupando los de mayor estatus los miembros con una edad más avanzada y que se encargaban de impartir a los jóvenes la formación necesaria para realizar la actividad ilegal.

En España los arrestados contaban con varios inmuebles entre los que se encuentra un edificio de tres plantas en Blanes (Girona), dos lujosas viviendas en Castelldefels (Barcelona) valoradas en casi dos millones de euros, una empresa sin actividad comercial real aparente y doce vehículos de alta gama.

En la operación, que ha contado con la colaboración de la Guardia di Finanza de Italia, se han intervenido 33.600 euros que portaban en el momento de la detención, 60.000 euros en joyas y 700.000 euros en billetes facsímiles de 500.

La investigación comenzó en junio de 2017 cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una organización de origen serbio especializada en la realización de estafas por el método del "rip deal".

Los agentes constataron que los investigados habían intentado una estafa de 300.000 euros si bien, tras ser descubiertos por la víctima, acabó en un robo violento de 150.000 euros.

Posteriormente, los agentes policiales relacionaron este delito con tres personas a quienes les constaban antecedentes por estafa, robo con violencia y falsedad documental.

Avanzadas las investigaciones se descubrió que, además del grupo asentado en España, existía un importante entramado en la región italiana de Lazio donde el grupo posee una villa, sede de una empresa ficticia de metalurgia, utilizada para blanquear los fondos provenientes de sus actividades ilícitas.

Gracias a la cooperación internacional, se averiguó que el grupo contaba con propiedades en Serbia y que también habían cometido delitos en Francia, Italia y Alemania.

En otra operación distinta llevada a cabo en Madrid, los investigadores han detenido a otras cuatro personas por intentar una estafa por el mismo procedimiento.

Los agentes tuvieron conocimiento de una próxima reunión donde se iba a negociar la compraventa de una vivienda y que, por las gestiones practicadas, se sospechaba que podría ser un intento de estafa.

Tras establecer el dispositivo vigilancia en el lugar, los agentes se entrevistaron con las víctimas quienes les indicaron que habían acudido al lugar tras recibir una llamada interesándose por una propiedad que tenían anunciada a la venta por un importe de 2.400.000 euros.

En la reunión, los detenidos les mostraron una bolsa repleta de billetes de 200 euros que contenía un total de 330.000 euros. Las víctimas debían cambiarlos por billetes de menor valor para poder hacer la venta.

Los agentes abortaron la estafa y detuvieron a los cuatro integrantes cuando ya se disponían a abandonar el lugar en dos vehículos.

En su interior se intervino una maleta que contenía un total de 1.500.000 euros en billetes falsificados, de valor facial de 500 y 200, y diverso material para el empaquetado de papel-moneda.

Lo más visto