También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ETA TERRORISMO

"Consecuencias de la acción de ETA son irreparables", dice un extorsionado

Martín Ceballos, empresario que sufrió la extorsión de ETA, ha recibido con "indignación" la disolución de la banda, según ha confesado a Efe, porque aunque "el cierre definitivo" de la organización terrorista "tiene mucho de positivo", las consecuencias de lo que ha hecho son, en muchos casos, "irreparables".

  • Agencia EFE

Martín Ceballos, empresario que sufrió la extorsión de ETA, ha recibido con "indignación" la disolución de la banda, según ha confesado a Efe, porque aunque "el cierre definitivo" de la organización terrorista "tiene mucho de positivo", las consecuencias de lo que ha hecho son, en muchos casos, "irreparables".

Ceballos, nacido en Tabanera del Cerrato (Palencia) en 1937, fue uno de los miles de empresarios extorsionados por ETA durante sus casi cinco décadas de actividad terrorista. Fundador de Talleres Marel, sufrió cinco atentados con bomba contra su empresa, que cerró en 2013.

"Nuestra empresa -ha recordado a Efe-, creada con los ahorros de haber trabajado como emigrantes 5 años en Francia, tuvo sus inicios en el año 1966 con cinco trabajadores".

"En 1987, cuando ETA atentó contra nuestras instalaciones en Berango (Bizkaia), éramos 54 empleados. Los 60 kilos de explosivos que nos puso ETA cambiaron en 180 grados el rumbo de nuestra empresa y el de mi vida", ha lamentado.

Según ha señalado, las consecuencias de los atentados de ETA contra la empresa le han exigido "concentración y coraje para resistir y no rendirse a las exigencias de ETA".

"El día a día de los últimos 31 años ha sido tan intenso, complejo e impredecible que sólo pueden superarse cuando hay un compromiso de una vocación de empresario, un compromiso social y una capacidad para seguir luchando y resistir", ha indicado.

Ceballos ha valorado la actuación de los empresarios vascos, una de cuyas características ha sido, según ha dicho, "resistir" y "no rendirse ante las adversidades, la barbarie o las cartas de amenaza y extorsión, aunque hay compañeros que han muerto", ha recordado.

"Nosotros resistimos y por resistir ante ETA lo hemos perdido todo", ha indicado el empresario, quien ha afirmado que "aún hoy no se ha reparado a las víctimas".

A su juicio, la sociedad vasca no ha reconocido el valor y el coraje mostrado por los empresarios que han sufrido la extorsión y el terrorismo de ETA y que, como él, han tenido "el compromiso social para resistir y mantener sus empresas activas creando riqueza".

En su opinión, la sociedad vasca durante muchos años "ha estado dormida" y "ha sido indiferente ante la barbarie" de la banda.

Ceballos ha puntualizado, sin embargo, que aunque el colectivo ha sentido "un vacío institucional" durante mucho tiempo, hace unos años sí siente el apoyo de las instituciones y ha valorado el reconocimiento por parte del Gobierno Vasco, entre ellos del lehendakari Urkullu y el secretario general de Convivencia, Jonan Fernández, así como de las patronales vasca Confebask y vizcaína Cebek.

Lo más visto