También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SENTENCIA ASESINATO

Condenan a 21 años maltratador que mató a su bebé golpeándolo contra el suelo

Almería, 13 jun (EFE).- La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a 21 años de prisión a Hicham B., el acusado de matar en junio de 2016 en Níjar (Almería) a su hijo de 45 días golpeándolo contra el suelo en dos ocasiones porque su mujer le daba de comer en lugar de limpiar.,La sentencia de la Sección Segunda, consultada por Efe, le impone además dos años de cárcel por un delito de maltrato habitual en el ámbito de la violencia sobre la mujer, diez meses más por un delito de lesiones, tamb

  • Agencia EFE

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a 21 años de prisión a Hicham B., el acusado de matar en junio de 2016 en Níjar (Almería) a su hijo de 45 días golpeándolo contra el suelo en dos ocasiones porque su mujer le daba de comer en lugar de limpiar.

La sentencia de la Sección Segunda, consultada por Efe, le impone además dos años de cárcel por un delito de maltrato habitual en el ámbito de la violencia sobre la mujer, diez meses más por un delito de lesiones, también en el ámbito de la violencia sobre la mujer, y 21 años de prisión por un delito de asesinato.

Asimismo, prohíbe a Hicham B. aproximarse a la madre del niño durante 31 años y medio y a pagarle a ésta una indemnización de 120.000 euros.

El fallo recoge el veredicto del jurado popular, que consideró probado que el acusado mantuvo una relación con la madre del bebé desde 2014 hasta el 24 junio de 2016, y que el 10 de mayo de este último año ambos tuvieron a su hijo.

Sobre las 13:30 horas del 24 de junio de 2016 Hicham B. golpeó dos veces contra el suelo al bebé tras arrebatárselo a su madre de los brazos, de forma que la cabeza del niño chocó contra el suelo, lo que le provocó un traumatismo craneoencefálico severo con hemorragia masiva que hizo que muriese de inmediato.

En ningún caso el jurado creyó que el hombre sufriese un estado disociativo que anulase por completo o siquiera de forma leve su capacidad para entender el alcance de sus actos o su autocontrol, negando además que sufriese varios episodios traumáticos que afectasen a su estado mental.

Además intentó golpear una tercera vez al niño contra el suelo, si bien no lo consiguió gracias a la oposición de su progenitora.

En cuanto al delito de lesiones, el jurado sostuvo que el acusado golpeó en la cabeza y en el rostro en su vivienda de Campohermoso, en Níjar, a la mujer antes de arrebatarle al niño, provocándole dolor, palpitaciones y un edema, lesiones por las que tardó en curar 90 días.

Como en el caso del asesinato, no actuó bajo un estado disociativo y recuerdan que los peritos forenses ya certificaron que no sufría ninguna patología psicopática o esquizofrénica grave ni tenía antecedentes de salud mental ni rasgos de personalidad que pudieran haber hecho posible que tuviera alteradas sus capacidades volitivas e intelictivas.

Lo más visto