También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
AND-SENTENCIA PATERA

Acepta 4 años de prisión por patronear patera interceptada con 22 personas

Almería, 13 jun (EFE).- Un hombre de origen argelino ha aceptado hoy en la Audiencia Provincial de Almería una pena de cuatro años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros al reconocer que patroneó una patera interceptada con 22 personas a bordo a 24 millas náuticas del Cabo de Gata (Almería).,El procesado, M.M., ha mostrado su conformidad después de que el Ministerio Público haya rebajado su petición de pena de seis a cuatro años durante la vista oral celebrada

  • Agencia EFE

Un hombre de origen argelino ha aceptado hoy en la Audiencia Provincial de Almería una pena de cuatro años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros al reconocer que patroneó una patera interceptada con 22 personas a bordo a 24 millas náuticas del Cabo de Gata (Almería).

El procesado, M.M., ha mostrado su conformidad después de que el Ministerio Público haya rebajado su petición de pena de seis a cuatro años durante la vista oral celebrada esta mañana ante la Sección Tercera, si bien el fiscal no ha modificado ningún punto más del relato establecido en su calificación provisional.

De esta forma, el acusado ha reconocido que sobre las 02:00 horas del 16 de agosto de 2017 zarpó desde una playa de la localidad de Bouchar, perteneciente a Orán (Argelia), una embarcación neumática de cinco metros de eslora y dos de manga, con un motor de 40 caballos de vapor, con 22 argelinos adultos.

La patera fue localizada sobre las 00:34 horas del 18 de agosto por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil a 24 millas del Cabo de Gata y sus ocupantes fueron trasladados al puerto de Almería.

M.M. ha admitido que los argelinos que iban en dicha embarcación habían sido transportados desde Argelia a "cambio de precio" para ser introducidos en España "al margen de la ley", y que actuó en "todo momento" con "pleno conocimiento" de "estar obrando contra lo establecido" en la legislación vigente en materia de inmigración con la intención de enriquecerse ilícitamente.

El acusado dio así órdenes e instrucciones a los inmigrantes, se encargó de la conducción de la embarcación y del uso de la brújula, y efectuó a los ocupantes de la patera indicaciones sobre lo que tenían que decir si eran interceptados por las autoridades españolas.

La patera era de "pequeñas dimensiones, totalmente inadecuada para el transporte de personas en una travesía de ese tipo" y carecía de "las mínimas condiciones de seguridad o de iluminación alguna, así como de ningún elemento que sirviera para comunicarse con el exterior en caso de ser necesario".

"Debido al escaso tamaño de la patera, destinada para un número menor de pasajeros, había sobrepeso en la misma, lo que provocó que la mayor parte del viaje fuera constante la entrada de agua, viéndose obligados los inmigrantes a achicarla", añade el relato del fiscal.

Incide en que no existía en la misma ningún elemento que pudiera servir para prevenir cualquier contingencia que se pudiera presentar, ya que la mayoría no llevaba chalecos salvavidas. Por lo que "las vidas e integridad física de los ocupantes de la patera que en acusado pretendía desembarcar en nuestro país se pusieron en concreto peligro".

Lo más visto