También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CASO DE MIGUEL

La abogada que destapó el "caso De Miguel" comienza a declarar mañana

La abogada Ainhoa Alberdi, que destapó una presunta trama corrupta que sienta en el banquillo a exdirigentes del PNV alavés, comenzará a declarar mañana en el juicio por este caso en el que también se escucharán las grabaciones que ella aportó y en las que supuestamente se aludía al pago de comisiones ilegales.

  • Agencia EFE

La abogada Ainhoa Alberdi, que destapó una presunta trama corrupta que sienta en el banquillo a exdirigentes del PNV alavés, comenzará a declarar mañana en el juicio por este caso en el que también se escucharán las grabaciones que ella aportó y en las que supuestamente se aludía al pago de comisiones ilegales.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Álava ha reservado dos días, lunes y martes, para la declaración de Alberdi, una de las testigos clave de la Fiscalía en el mayor sumario de presunta corrupción instruido en el País Vasco con 26 imputados, entre ellos varios ex altos cargos del PNV alavés, como el que fuera número dos de este partido en Álava Alfredo de Miguel.

La prueba testifical de la abogada se prevé importante y larga. Importante porque ella fue la que en diciembre de 2009 denunció ante la Fiscalía que estaba siendo coaccionada para que abonara una comisión ilícita de 100.000 euros tras haber sido adjudicada a su empresa -Urbanorma Consulting S.L- un contrato para la ampliación del Parque Tecnológico de Miñano.

Según el escrito de la Fiscalía, el propio De Miguel, que entonces era diputado foral, le reclamó desde su dirección oficial de la Diputación alavesa el pago de esa comisión y, ante su negativa, este y Aitor Tellería, exmiembro de la Ejecutiva del PNV alavés y también imputado, pidieron al padre de la abogada que la presionase.

Para apoyar su denuncia la abogada aportó una grabación en la que supuestamente se escucha a varios de los imputados hablando del pago de comisiones ilegales. El tribunal ya anunciado que durante la vista se escucharán esas grabaciones.

Además de las preguntas que le haga el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Álava, Josu Izaguirre, Alberdi también tendrá que enfrentarse a las cuestiones que planteen los letrados de los 26 imputados por lo que se prevé que sea una testifical larga.

Las defensas han pedido la anulación de las grabaciones al considerar que hay "indicios de manipulación". Sobre esta cuestión, el tribunal, presidido por Jaime Tapia, ya ha indicado que resolverá en sentencia.

Los jueces han decidido que la abogada declare en la sala de vistas, sin biombos ni por videoconferencia, aunque se evitará una confrontación visual con los imputados a pesar de que estos no tienen la obligación de acudir al juicio hasta la fecha de sus declaraciones.

El Ministerio Público interrogará a la abogada sobre la presunta comisión ilegal, las coacciones que dijo recibir y la actuación del entonces presidente de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi, Julián Sánchez Alegría, también imputado en la causa, al que Alberdi comunicó lo que estaba sucediendo.

Sin embargo, según la Fiscalía, Sánchez Alegría se limitó a llamar a De Miguel para "prevenirle" contra la abogada y pedirle que fuera "más discreto en sus gestiones".

El miércoles día 7 está citado otro testigo destacado, el padre de la abogada, a quien De Miguel y Tellería exigieron que presionase a su hija.

El juicio se prevé que dure hasta octubre y los acusados no declararán hasta el final.

La Fiscalía pide más de 54 años de cárcel para De Miguel por dirigir presuntamente un entramado societario creado antes de 2005 con el que buscaba obtener un "ilícito beneficio económico" y que para ello se valió de las responsabilidades políticas que tenía por su pertenencia al PNV.

Establece que la trama delictiva pivotó en torno a Kataia Consulting, una empresa con domicilio social en una sociedad gastronómica de Vitoria desde la que supuestamente se cobraron comisiones del 4 %.

Lo más visto