También en directo
Ahora en vídeo

Elecciones catalanas

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Hosteleros catalanes: “Hemos perdido la alegría que teníamos en estas fechas"

Los hosteleros catalanes preocupados por la situación política "hemos notado un descenso en la facturación".

 

Madrid y Barcelona, dos caras de la misma moneda, también en estas fiestas navideñas. La recuperación económica se nota, y mucho en los restaurantes de la capital, como explica Juan José Blardony, director general de la Asociación de Hosteleros La Viña de Madrid: “Este año se ha visto un incremento de la facturación de un 5% con respecto a 2016.”

Los establecimientos madrileños están casi llenos en estas fechas. La ocupación llega al 90 por ciento: “Es complicado encontrar mesa, sobre todo si queremos un restaurante determinado y no hemos hecho la reserva con antelación”, sostiene Blardony. Una realidad que confirma Gonzalo Hamparzoumian, CEO de VenuesPlace: “El año pasado, por Navidad gestionamos unos 800 eventos en Madrid, este año han aumentado a 1180”.

Esta situación contrasta con lo que está pasando en Cataluña, donde la empresa de Hamparzoumian ha reducido su negocio: “En Barcelona solemos tramitar unos 600 eventos para fiestas de empresa y Navidad. Este año han sido solo 400”.

Un descenso que están notando mucho los principales restaurantes de la capital catalana. “Hay un parón económico, nosotros estamos en el centro de Barcelona y lo hemos notado muchísimo. Hay un descenso de entre el 20 y el 30% respecto al año pasado”, nos dice Ferran Granado, director de la Brasserie Flo.

“Hay un parón económico, nosotros estamos en el centro de Barcelona y lo hemos notado muchísimo. Hay un descenso de entre el 20 y el 30% respecto al año pasado”

Para Granado, el parón económico está relacionado con la situación política: “Más que temor, la gente está a la espera. Esperando a ver qué va a pasar a partir del día 21”.

Granado señala que el descenso de turistas, uno de los motores de la economía catalana, es también otro de los factores que agrava la situación de los restaurantes. “En el centro de Barcelona lo estamos notando mucho. Muchos compañeros del centro me dicen que han notado bajadas de hasta el 30 y el 40%”.

En Madrid en cambio, los visitantes extranjeros aumentan respecto a otros años, como nos dice Blardony. “La tendencia es positiva, esto lo notas sobre todo en los restaurantes del centro. La evolución es positiva, no solo respecto al número de visitantes, sino también respecto al gasto que realizan.”

“Lo que el mundo económico requiere es que esta normalidad que se está implantando en las últimas semanas se mantenga, sea cual sea el resultado que los ciudadanos decidan”.

La situación en Cataluña preocupa a los empresarios del sector, como Roger Pallarols, director general del Gremio de Restauración de Barcelona: “En los últimos dos o tres años estábamos en cifras pre-crisis y en cambio este año hay una bajada importante respecto al año anterior”. Pallarols confía en que después de las elecciones todo se calme y se solucione: “Lo que el mundo económico requiere es que esta normalidad que se está implantando en las últimas semanas se mantenga, sea cual sea el resultado que los ciudadanos decidan”.

Los hosteleros de Cataluña reclaman normalidad y estabilidad para que en sus restaurantes vuelva a ser muy difícil encontrar mesa.

Lo más visto