También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los graves riesgos de invertir en bitcoins

La criptomoneda se ha desplomado en los últimos días ante la creciente preocupación sobre posibles restricciones regulatorias

Los graves riesgos de invertir en bitcoins
ALEX HOFFORD (EFE)

Ante el boom de las criptomonedas, en especial del bitcoin que está subido en una montaña rusa, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores han emitido un comunicado conjunto en el que advierten del riesgo de invertir en esos activos. Los supervisores avisan por ejemplo de que “existe un alto riesgo de pérdida o fraude”, que son activos que no gozan de ninguna protección o que no han autorizado ninguna emisión. Hablan de información inadecuada y “de subidas propias de burbujas especulativas”.

El bitcoin se ha desplomado en los últimos días ante la creciente preocupación sobre posibles restricciones regulatorias. Llegó a rozar un máximo de 20.000 dólares en diciembre y esta mañana apenas cotiza por encima de los 8.000 dólares según la plataforma Bitstamp en Luxemburgo.

Estos son los cinco riesgos que señalan el Banco de España y la CNMV en su comunicado:

1.- ESPACIO NO REGULADO 

Las “criptomonedas” así como los distintos actores implicados en su comercialización directa, no están regulados en la Unión Europea. Esto implica que si una persona compra o mantiene “criptomonedas” no se beneficia de las garantías y salvaguardias asociadas a los productos financieros regulados.

Asimismo, ya sea por cómo están estructurados o por dónde se encuentre la residencia de sus emisores, los “tokens” emitidos en una ICO (Initial Coin Offering por sus siglas en inglés, una especie de oferta pública de venta) o los productos financieros referenciados a “criptomonedas” podrían no estar sujetos a regulación.

Por tanto los compradores o inversores carecerían de las protecciones que ofrece la legislación española y, en general, de la Unión Europea a las inversiones reguladas, siendo especialmente vulnerables al fraude, a la manipulación de precios o a otras actividades ilícitas. Por ejemplo, en algunos países se han detectado estafas y esquemas piramidales relacionados con la colocación de ICOs en las que los fondos recaudados se empleaban para fines distintos a los anunciados. También ha habido casos de uso de “criptomonedas” con el propósito de blanquear capitales.

2.- CARÁCTER TRANSFRONTERIZO 

En muchas ocasiones los distintos actores implicados en la emisión, custodia y comercialización de “criptomonedas” (plataformas de intercambio, emisores de ICOs, proveedores de carteras digitales, etc.) no se encuentran localizados en España, de modo que la resolución de cualquier conflicto podría quedar fuera del ámbito competencial de las autoridades españolas y estaría sujeto al marco normativo del país en cuestión.

3.- RIESGO DE PÉRDIDA DEL CAPITAL INVERTIDO 

Las “criptomonedas” carecen de valor intrínseco, convirtiéndose en inversiones altamente especulativas. Asimismo, su fuerte dependencia de tecnologías poco consolidadas no excluye la posibilidad de fallos operativos y amenazas cibernéticas que podrían suponer indisponibilidad temporal o, en casos extremos, pérdida total de las cantidades invertidas.

En su mayoría, las ICOs están asociadas a proyectos empresariales en etapas muy tempranas de desarrollo, sin que exista un modelo de negocio consolidado o con flujos de caja inciertos. Estas iniciativas pueden tener una alta probabilidad de fracaso.

Las inversiones en “criptomonedas” o en ICOs al margen de la regulación no están protegidas por ningún mecanismo similar al que protege el efectivo o los valores depositados en entidades de crédito y empresas de servicios de inversión (en el caso de efectivo o valores depositados en entidades de crédito o empresas de servicios de inversión, con arreglo a ciertas condiciones, los correspondientes fondos de garantía aseguran importes de hasta 100.000 euros).

4.- PROBLEMAS DE ILIQUIDEZ Y VOLATILIDAD EXTREMA 

La ausencia de mercados equiparables a los mercados organizados de valores sujetos a regulación puede dificultar la venta de “criptomonedas” o de “tokens” emitidos en ICOs para obtener efectivo convencional. Sus propietarios pueden no disponer de opciones en el momento deseado para convertir en moneda convencional sus criptomonedas o recuperar su inversión. Y cuando existe la posibilidad de vender estos activos, puede haber falta de transparencia en relación con las comisiones aplicables y además su precio suele sufrir fuertes oscilaciones sin causa objetiva aparente.

5.- INFORMACIÓN INADECUADA 

En el caso de las ICOs, la información que se pone a disposición de los inversores no suele estar auditada y, con frecuencia, resulta incompleta. Generalmente, enfatiza los beneficios potenciales, minimizando las referencias a los riesgos. Además, el lenguaje utilizado suele tener un carácter muy técnico y, en ocasiones, poco claro, por lo que no es fácil conocer la entidad y naturaleza de los riesgos que se asumirían con la inversión y ésta puede resultar inapropiada para las necesidades y perfiles de riesgo de los clientes.

Lo más visto