También en directo
Ahora en vídeo

Economía

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
BRECHA SALARIAL

El 53% de los empresarios españoles rechaza las auditorías de brecha salarial

Madrid, 1 mar (EFE).- El 53 % de los empresarios españoles rechaza las auditorías de brecha salarial obligatorias, una medida anunciada por el Gobierno en enero destinada a igualar el salario entre hombres y mujeres, puesto que consideran que podría influir negativamente en sus políticas retributivas y de contratación.,En contraste, el 44 % sí considera efectiva esta medida que obligaría a las compañías a publicar sus sueldos, aunque advierten de que su aprobación "necesitará un amplio consenso

  • Agencia EFE

El 53 % de los empresarios españoles rechaza las auditorías de brecha salarial obligatorias, una medida anunciada por el Gobierno en enero destinada a igualar el salario entre hombres y mujeres, puesto que consideran que podría influir negativamente en sus políticas retributivas y de contratación.

En contraste, el 44 % sí considera efectiva esta medida que obligaría a las compañías a publicar sus sueldos, aunque advierten de que su aprobación "necesitará un amplio consenso entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos", según el informe publicado hoy por la auditora Grant Thornton bajo el título de "Women in Business 2018: ¿cumplir o liderar?.

Este documento, que se ha presentado en rueda de prensa, también sostiene que el 79 % de los empresarios no cree en el sistema de cuotas como mecanismo para incentivar la igualdad de género en el entorno empresarial.

La socia de automoción y movilidad de Grant Thornton, Mar García, ha señalado en rueda de prensa que "los países donde se han aplicado, como Noruega, Italia, Francia o Bélgica, están rozando ya la paridad en el número de hombres y mujeres en puestos de dirección".

El estudio recoge que, según distintos organismos internacionales, "la brecha salarial entre hombres y mujeres en España la sitúan en un rango entre el 15 % y el 30 %", aunque "el Gobierno se decanta por la primera cifra".

Para la socia de auditoría de Grant Thornton, Isabel Perea, una de las principales barreras con las que se encuentran las mujeres a la hora de acceder a los altos cargos de una empresa son "invisibles para los empresarios", pues "seis de cada diez considera que no hay barreras que dificulten implantar la inclusión y la igualdad en sus plantillas".

Asimismo, el 57 % de los empresarios españoles "desea que el gobierno impulse más medidas legislativas para impulsar la igualdad de género", y son conscientes de que la solución debe buscarse a través de la colaboración público-privada.

Por otra parte, el 27 % de ellos cree que esto es un "problema exclusivo de las empresas" y que se debe solucionar "sin la injerencia de la Administración", ha explicado Perea.

La incorporación de las mujeres en puestos de responsabilidad "está evolucionando de una manera tremendamente lenta", según ha indicado Mar García, debido a que el número de mujeres en puestos directivos en España se ha estancado en el 27 % "por segundo año consecutivo".

A pesar de este 27 %, España no es el país que presenta mayores desigualdades de género en sus puestos directivos a nivel mundial, pues países como Finlandia (26 %), Canadá (25 %), Alemania (23 %), Reino Unido (22 %), o Estados Unidos (21%) se sitúan por debajo de España en el número e puestos directivos ocupados por mujeres.

Para encontrar respuesta al estancamiento, el informe de Grant Thornton perfila qué medidas han tomado las empresas españolas y considera que los datos "muestran que las políticas de igualdad de género son abundantes y su uso está generalizado".

El 90 % de las empresas en España cuentan con políticas de igualdad salarial para hombres y mujeres que desempeñan las mismas funciones; el 85 % tiene establecidas modalidades de trabajo a tiempo parcial y el 83 % aplica políticas de no discriminación a la hora de contratar.

Por último, la socia de auditoría de Grant Thornton Isabel Perea ha explicado que "los casos de éxito se han basado en la creencia absoluta hacia la diversidad en las organizaciones", y ha subrayado que sin esta confianza "es difícil ver que las medidas tengan un claro impacto".

Lo más visto