También en directo
Ahora en vídeo

Economía

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
PRESUPUESTOS 2018 (Previsión)

Las cuentas de 2018 buscan mejorar rentas bajas y consolidar el crecimiento

Madrid, 3 abr (EFE).- El Gobierno ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, unas cuentas centradas en mejorar los ingresos de las rentas bajas y apuntalar el crecimiento económico, al tiempo que avanza en la reducción del déficit público.,Estos presupuestos "pretenden distribuir los beneficios del crecimiento económico entre los sectores de la sociedad que no tienen otra manera de recibirlos" aparte de las prestacione

  • Agencia EFE

El Gobierno ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, unas cuentas centradas en mejorar los ingresos de las rentas bajas y apuntalar el crecimiento económico, al tiempo que avanza en la reducción del déficit público.

Estos presupuestos "pretenden distribuir los beneficios del crecimiento económico entre los sectores de la sociedad que no tienen otra manera de recibirlos" aparte de las prestaciones públicas, ha defendido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Durante la presentación del proyecto, Montoro ha detallado las principales medidas que recogen las cuentas, que parten de un techo de gasto de 119.834 millones de euros, un 1,3 % superior al de 2017, y una previsión de ingresos tributarios de 210.015 millones, un 6 % más.

El ministro ha defendido que permitirán a España salir del procedimiento de déficit excesivo -en el que se encuentra por tener un déficit público superior al 3 % del producto interior bruto (PIB)- y ha confiado en sacarlas adelante durante el trámite parlamentario, por lo que se ha mostrado dispuesto a introducir cambios porque hay margen para alcanzar acuerdos.

Las cuentas recogen una mejora para las pensiones mínimas y no contributivas (3 %), de viudedad (2 %), las que no superan los 9.800 euros anuales (1,5 %) y las de entre 9.800 y 12.040 euros (1 %), que se suma al repunte del 0,25 % aplicado a todas las pensiones a principios de año.

Además, los pensionistas que cobran entre 12.000 y 18.000 euros disfrutarán de las rebajas previstas en el impuesto a la renta sobre las personas físicas (IRPF): exención para rentas de hasta 14.000 euros anuales (actualmente 12.000) y rebajas progresivas hasta los 18.000 euros anuales, que permitirán un ahorro medio de 440 euros al año.

El IRPF también recoge una serie de deducciones para familias con hijos en guarderías (1.000 euros anuales), por cónyuge con discapacidad (1.200 euros) y para familias numerosas (600 euros adicionales por hijo a partir del cuarto).

En total, las cuentas prevén que el importe de los beneficios fiscales aumenten un 9,3 %, hasta los 34.825 millones de euros.

Entre las novedades fiscales también figura la rebaja del impuesto sobre el valor añadido (IVA) del cine -del 21 % al 10 %- y la asignación del 0,7 % de la recaudación del impuesto de sociedades para la inclusión y el tercer sector de ámbito estatal.

Junto a las medidas para rentas bajas -que no incluyen una mejora del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), congelado en 537,84 euros mensuales-, el presupuesto destina 600 millones adicionales al gasto en retribuciones públicas, con los que se financiarán el aumento del sueldo de los funcionarios y la equiparación salarial de las fuerzas de seguridad.

También aumenta la financiación de las administraciones territoriales, tanto comunidades autónomas (CCAA) como ayuntamientos, en 4.248 millones, hasta 123.250 millones, al tiempo que se permite primar a las administraciones cumplidoras -con el déficit, la deuda y la regla de gasto- para reestructurar su deuda con el Estado.

Con el objetivo de reforzar el crecimiento, la inversión pública real sube un 15,28 %, hasta 14.823 millones, y la específica de infraestructuras en algo más de 800 millones, hasta los 5.675 millones.

Aumenta también el gasto en políticas de investigación, desarrollo e innovación -7.044 millones, un 8,3 % más-, vivienda -473 millones de euros, un 1,3 % más-, sanidad -4,251 millones, un 3,9 % más- y educación -2.600 millones, un 3 % más-.

También aumenta la dotación para la cooperación al desarrollo, la modernización de la justicia (100 millones), el fomento del empleo (217 millones), la política de dependencia (46 millones), las becas y ayudas al estudio (50 millones) y la lucha contra la violencia de género (80 millones).

El permiso de paternidad se amplía de cuatro a cinco semanas.

Para financiar las pensiones, que absorben 40,9 de cada 100 euros del Presupuesto, el Estado prestará 15.164 millones a la Seguridad Social y sacará 3.826 millones del Fondo de Reserva, aunque Montoro ha pedido "quitar dramatismo" al déficit de este subsector.

Lo más visto