También en directo
Ahora en vídeo

Economía

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El Gobierno, a la espera del PNV para sacar adelante los Presupuestos

El consejo de ministros da luz verde este martes el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 sin tener los apoyos garantizados para sacarlos adelante. Una vez cerrado el acuerdo con Ciudadanos, todo depende del PNV La situación en Cataluña bloquea el respaldo de los nacionalistas vascos. El Gobierno cuadrará las cuentas públicas con la revisión al alza del PIB.

Presupuestos 2018: Preelectorales y a la espera del PNV
 

Subida de sueldo a los funcionarios, de las pensiones mínimas y de viudedad, rebajas fiscales,... En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018 que aprueba este martes el consejo de ministros se notan varias cosas. En primer lugar que se acerca periodo electoral. Segundo, que la necesidad de lograr el apoyo de otros partidos políticos para sacarlos adelante obliga a hacer concesiones. Tercero, que la recaudación va bien. Sin más dinero, sin haber cumplido el objetivo de déficit serían imposibles los guiños que recogen estas cuentas públicas.

Los Presupuestos, los séptimos que presenta Rajoy, están asentados en un cuadro macroeconómico que recoge una mejora de las previsiones. Se revisará la del crecimiento del PIB hasta el 2,5 o el 2,6%. Se trata, como es habitual, de una proyección prudente. Esa mejora implica más empleo e incrementará las estimación de ingresos tributarios. El déficit público hay que bajarlo del 3,07% con el que hemos cerrado 2017 al 2,2% del PIB según lo comprometido con Bruselas. Es decir España abandonará este año el procedimiento de déficit excesivo. Somos ya el único país que está bajo la tutela de la Comisión Europea.

Cataluña, la crisis política desde el 1-Oha impedido ahora tener unos Presupuestos para 2018. De hecho el calendario está ya “al límite” de tiempo, como reconoce el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, ya que de aprobarse más tarde las tramitación se extendería hasta julio, cuando comenzará el debate del techo de gasto de 2019, lo que sería “absurdo”. Montoro ha dejado claro que España necesita unos Presupuestos para “normalizar” la situación.

EL GOBIERNO, A LA ESPERA DEL PNV 

Lo que comienza este martes es la cuenta atrás. El 3 de abril los Presupuestos de 2018 entrarán en el Congreso de los Diputados. Se dará a así el pistoletazo de salida a la tramitación parlamentaria que se prolongará durante tres meses. En principio el debate sobre las enmiendas a la totalidad tendrá lugar la última semana de abril. El Gobierno necesita de nuevo los apoyos del PNV, Ciudadanos y de los partidos canarios.

El de Ciudadanos ya está cerrado. Lo ha anunciado esta mañana su líder Albert Rivera después de que la senadora del PP Pilar Barreiro, imputada en el Caso Púnica, haya pasado al grupo mixto. Era su condición para apoyar los Presupuestos. No se espera que los canarios pongan problemas aunque sí volverán a poner precio a sus votos. En Hacienda lo tienen descontado.

Por tanto toda la presión queda ahora en el PNV. Sin duda ahora mismo es el único escollo para sacar adelante los Presupuestos. Hasta ahora los nacionalistas vascos han condicionado su respaldo a que se desbloquee la situación en Cataluña. Sus dirigentes han reiterado que hasta que no se levante el artículo 155 será imposible apoyar las cuentas. En las últimas horas han puesto otro chantaje sobre la mesa, que se libere a todos los “presos políticos”. Sin embargo, más allá de la retórica, la realidad el PNV ha cerrado ya diversos acuerdo con el Gobierno. Hacienda ha cumplido en la negociación del Cupo Vasco.

En las últimas semanas el Gobierno ha insistido por activa y por pasiva en que si no tiene los apoyos suficientes para sacar adelante los Presupuestos, irá aprobando las medidas por decreto ley. Rajoy tiene claro que aguantará hasta 2020.

Lo más visto