También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CINE ESTRENO (Entrevista)

"Wajib", una película que retrata el conflicto generacional en Palestina

José Carlos Rodríguez,Madrid, 27 abr (EFE).- La realizadora palestina AnneMarie Jacir estrena hoy en España "Invitación de boda" ("Wajib"), largometraje que aborda el conflicto palestino-israelí a través de los ojos de un padre y un hijo "con modos muy diferentes de entender y aproximarse a la realidad", ha explicado en una entrevista con Efe.,La película cuenta la historia de Shadi, un palestino que vive en Italia y regresa después de mucho tiempo a Nazaret para reencontrarse con su padre, Abu

  • Agencia EFE

José Carlos Rodríguez

La realizadora palestina AnneMarie Jacir estrena hoy en España "Invitación de boda" ("Wajib"), largometraje que aborda el conflicto palestino-israelí a través de los ojos de un padre y un hijo "con modos muy diferentes de entender y aproximarse a la realidad", ha explicado en una entrevista con Efe.

La película cuenta la historia de Shadi, un palestino que vive en Italia y regresa después de mucho tiempo a Nazaret para reencontrarse con su padre, Abu Shadi, y embarcarse en un viaje por toda la ciudad para repartir personalmente las invitaciones de boda de su hermana.

"Trato de mostrar el choque generacional y los diferentes puntos de vista que tienen un padre y un hijo sobre la situación en Palestina, pero sin dar una respuesta sobre quién tiene la razón o qué es lo correcto, afirma Jacir.

"Wajib significa deber social y hace referencia a una antigua tradición palestina que sigue estando muy presente en la zona de Nazaret y que consiste en entregar personalmente las invitaciones de la boda", explica la directora.

Padre e hijo, interpretados respectivamente por Mohammed Bakri y Saleh Bakri, que tienen este parentesco en la realidad, comparten coche para encontrarse con todo tipo de personajes que reflejan de un modo u otro las distintas maneras que tienen los palestinos de vivir en un país ocupado por los israelíes.

"No estaba interesada en mostrar la violencia de una manera obvia, sino más bien en captar con la cámara la situación diaria y el contexto de humillación que sufre el pueblo palestino en su vida cotidiana", afirma Jacir, que explica que "en lo que hoy día llamamos Israel, los palestinos viven una vida muy contradictoria en la que muchas veces tienen que recurrir al humor para sobrevivir".

Tras "La sal de este mar", ganadora del premio Fipresci de Cannes en 2008 y "Al verte", Jacir estrena su tercera película, que fue presentada en el festival de Locarno con críticas muy positivas y que ha sido galardonada en el Festival Mar de Plata con los premios de mejor película y mejor actor.

"Cuando presentamos la película en Locarno yo la inscribí como un drama, pero ellos me dijeron que había hecho una comedia. Es cierto que tiene elementos cómicos pero 'Wajib' es un drama en el que he intentado ser lo más honesta posible con la situación de Palestina, que en general es muy mala y no está mejorando en absoluto", afirma.

"Me interesa mucho el tema de la huida, de la partida y el regreso, que creo que tiene mucho que ver con la identidad palestina", porque todavía hay "muchos palestinos que viven fuera y sueñan con regresar a sus hogares" y también ciudadanos "que están en prisión y desean marcharse del país".

Gran parte del trabajo de la película recae en los actores protagonistas Saleh Bakri, que ha trabajado con Jacir en todas sus películas y Mohammed Bakri, que es según la directora, "el actor palestino más conocido en la actualidad.

"Su parentesco real hace que tengan una química especial, aunque es cierto que a veces es difícil actuar y estar dispuesto a abrirte con una persona con la que tienes una unión cercana", afirma Jacir.

En cuanto a su papel en la película, la directora ha destacado la dificultad añadida de trabajar en Palestina, porque se necesitan "permisos extra para muchos cosas" y "a veces se tienen que tomar decisiones difíciles" para que la película siga adelante.

Sin embargo, Jacir comenta que hay muchas mujeres directoras en el país que hacen documentales o películas experimentales, cosa que considera "muy importante" para que los palestinos sean capaces de contar "su propia historia".

"Creo que es importante para que los palestinos se miren a sí mismos y podamos ver nuestra propia cultura y poder discutir y criticar entre nosotros la situación que vivimos".

Lo más visto