También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CINE "HANNAH" (Entrevista)

Pallaoro: Charlotte Rampling no actúa, se convierte en el personaje

Jose Oliva,Barcelona, 2 may (EFE).- "Charlotte Rampling no actúa, se convierte en el personaje", así resume el director italiano Andrea Pallaoro su último filme, "Hannah", una película que ha presentado en el festival de cine de autor D'A.,"Hannah", que se estrenará en España el 18 de mayo, cuenta la historia de una mujer que lucha contra su soledad tras el encarcelamiento de su marido.,"Es una película que construí para Charlotte Rampling, ya desde antes del guión", ha dicho en una entrevista c

  • Agencia EFE

Jose Oliva

"Charlotte Rampling no actúa, se convierte en el personaje", así resume el director italiano Andrea Pallaoro su último filme, "Hannah", una película que ha presentado en el festival de cine de autor D'A.

"Hannah", que se estrenará en España el 18 de mayo, cuenta la historia de una mujer que lucha contra su soledad tras el encarcelamiento de su marido.

"Es una película que construí para Charlotte Rampling, ya desde antes del guión", ha dicho en una entrevista con EFE Pallaoro, que se enamoró de la actriz cuando la vio en "La caída de los dioses", de Luchino Visconti, y que siempre soñó con poder trabajar algún día con ella.

Para el cineasta, "Hannah es Charlotte Rampling, no actúa, es Hannah, se convierte en el personaje, y además es una actriz que no se detiene hasta encontrar la autenticidad del personaje".

Confiesa Pallaoro que "colaborar con una persona con tanto coraje y dedicación ha sido una de las experiencias más grandes de mi vida".

La gran aportación de Rampling al personaje es "esa capacidad de dar mucho y al mismo tiempo mantener su intimidad al límite", señala el cineasta, quien no escatima elogios al referirse a la actriz: "Es increíblemente generosa".

A sus 72 años Rampling aceptó incluso desnudarse para la película, algo que no muchas actrices habrían hecho en su lugar: "En esa escena, que sucede en el vestuario de la piscina, se desnuda físicamente, pero en realidad se ha estado desnudando emocionalmente durante toda la película".

El espectador asiste, a lo largo de la película, a "la descomposición de una mujer", asegura Pallaoro, para quien Hannah es "una mujer que no puede reconciliar el pasado con el presente, que está perdida, sometida a la soledad, la alienación y que, aunque quiere hacerlo, le resulta imposible conectar".

Confiesa Pallaoro que siempre le han gustado "los personajes en crisis, con problemas, que no acaban de integrarse en la sociedad", personajes que extrae de la observación en la vida real o de los periódicos.

En este caso, inspiró Hannah la ansiedad que produce al director "ver cómo una persona que comparte una vida con otra, al cabo de 40 o 50 años se separan y se desdibuja la frontera entre la vida individual y la común".

Con escasos diálogos, la película evoca ese mundo interior de Hannah a partir de una ambientación sonora naturalista, se escuchan los relojes, la televisión de fondo, las pisadas, el agua de la piscina. "No son los sonidos típicos de una película, sino que el sonido que escucha el espectador es el mismo que oye el personaje".

Y añade: "Mientras que la imagen tiene límites, el sonido no, lo envuelve todo y va más allá de esos límites".

El clímax de la película tiene lugar cuando Hannah es rechazada por su hijo en su casa, adonde ha llegado con un pastel de cumpleaños para su nieto: "No puede haber mayor rechazo que el de un hijo, es algo que afecta mucho y es difícil de experimentar, por eso la cámara penetra literalmente en el personaje y la muestra totalmente destrozada y llorando, una escena que es un auténtico regalo de Charlotte".

Después de esa desilusión, Pallaoro construye un final abierto en la misma estación de metro a la que Hannah va diariamente en su rutina, para que "sea el espectador quien imagine cómo acabará ella".

"Hannah" es la primera entrega de una trilogía con protagonistas femeninas en momentos existenciales, confirma Pallaoro, que vive entre Los Ángeles y Nueva York.

La segunda cinta será "Mónica", nuevamente una coproducción europea que Pallaoro espera poder rodar a final de verano en Estados Unidos.

En "Mónica", precisa el director, explorará "la historia de una mujer transgénero, que vuelve a casa para cuidar de su madre con Alzheimer, tras haber estado veinticinco años fuera de la casa que abandonó siendo un chico de 17 años. Nuevamente, abordará el abandono y sus consecuencias".

Aunque Pallaoro dice que ya tiene pensada la actriz norteamericana que interpretará "Mónica", aún no puede revelar su nombre.

Lo más visto