También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LITERATURA LIBROS

Neuman reflexiona sobre la supervivencia personal con un juego de identidades

Un juego de identidades, orquestado desde la ficción en varios tonos y registros, ha empleado el escritor hispano-argentino Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977) para dar cobijo a "Fractura" (Alfaguara), su última novela, que ha presentado esta tarde en la 51ª Feria del Libro de Valladolid (FLV).

  • Agencia EFE

Un juego de identidades, orquestado desde la ficción en varios tonos y registros, ha empleado el escritor hispano-argentino Andrés Neuman (Buenos Aires, 1977) para dar cobijo a "Fractura" (Alfaguara), su última novela, que ha presentado esta tarde en la 51ª Feria del Libro de Valladolid (FLV).

El señor Watanabi, superviviente en 1945 del horror atómico de Hiroshima y afectado por el de Nagasaki, con apenas tres días de diferencia ambos episodios de la humanidad reciente, asiste a un recrudecimiento de sus heridas emocionales con el accidente ocurrido en la central nuclear de Fukusima, ocurrido el 11 de marzo de 2011.

Desde París, donde residía entonces, un escritor nacido en Argentina como Neuman asistió al accidente nuclear en Japón con la "conciencia del duelo" del 11-M que sufrió España con los atentados registrados en Madrid esa fecha de 2004.

Enhebró así "cuatro espacios y memorias colectivas en un libro para tratar de responderme a varias preguntas", ha explicado esta tarde durante una rueda de prensa previa a su participación en uno de los actos programados dentro de la 51ª Feria del Libro de Valladolid (del 1 al 11 de junio).

"¿Podemos realmente permanecer lejos de algo? Los amores y los idiomas nos conectan con otras lógicas y realidades", se ha preguntado y respondido este autor que se dio a conocer a los 22 años de edad con "Bariloche" (1999), finalista del Premio Herralde y rampa de lanzamiento.

"Fractura" está narrada en varias voces, algunas femeninas, en primera persona, lo que aumenta su capacidad de análisis e introspección, ya que "pensar desde el género puede liberar parte de tu sensibilidad", lo que también hizo en "Hablar solos" (2012), su anterior novela.

Los protagonistas son "cuatro mujeres que hablan en voces diferentes con circunstancias diferentes", y que en cierto modo convergen en el silencio elocuente del otro personaje principal, el señor Watanabi.

Andrés Neuman reflexiona así sobre una parte de la naturaleza de los viajes, "aquella que te permite la impunidad suficiente para preguntarnos quiénes somos o cómo podríamos comportarnos", convencido de que las personas "somos como camaleones a la espera de la compañía necesaria para cambiar".

La resistencia vital es el símbolo que gravita sobre toda la novela: "raro es que la vida no nos enseñe el arte de la supervivencia", ha resumido Neuman.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado