También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FESTIVAL LES ARTS (Crónica)

"Justicia Universal" y verbena electro-hippie en la primera noche de Les Arts

Rosabel Tavera

  • Agencia EFE

Rosabel Tavera

La Ciudad de las Artes y las Ciencias se ha visto tomada por la fiesta nocturna con más de 20.000 personas que han llenado hasta el último rincón del emblemático espacio valenciano para reivindicar "Justicia Universal" de la mano de Dorian y dejarse llevar por la verbena electro-hippie de los británicos Crystal Fighters.

El Festival de Les Arts ha tocado techo en su tercera edición. Con las entradas agotadas desde hace tres semanas -y cientos de personas suplicando por conseguir una- y con un espacio limitado a los edificios diseñados por el arquitecto Santiago Calatrava, la cita musical ha conseguido lo que nadie había hecho en años: afianzar un festival de música urbano en la ciudad de Valencia.

La organización espera recibir durante el fin de semana 42.000 personas, una cifra marcada por el espacio, que está delimitado arquitectónicamente y que solo podría ampliarse si se destinara otra de las piscinas para el recinto del mismo, algo a la que la organización aspira, pero que debe contar con el visto bueno de la administración.

En esta su cuarta edición, el festival ha arrancado con un cartel con nombres repetidos de años anteriores y que a su vez se podrán ver muchos de ellos en el Arenal Sound de Burriana, que tendrá lugar del 31 de julio al 5 de agosto, con las entradas agotadas seis meses antes de su celebración y organizado por la misma empresa.

Con la llegada de los barceloneses Dorian, el recinto estaba sencillamente abarrotado en una noche que ha sido calificada por el líder de la banda, Marc Gili, como de "espléndida".

Marc Gili ha apelado a los movimientos reivindicativos que han florecido con fuerza en España "contra el racismo, por el feminismo y por los derechos LGBT" para reclamar precisamente que en el siglo XXI haya "Justicia Universal" (título de su último trabajo, recientemente estrenado).

Muy convincentes los barceloneses a los que el público valenciano les ha cantado todos los temas.

El sonido también ha tenido su parte de protagonismo en la jornada y ha dado problemas a Carlos Sadness que no ha acabado de sentirse cómodo en toda la actuación, pero que al final se ha atrevido a improvisar un rap -no en vano era el género musical en el que se desenvolvía en sus inicios- en el que ha emplazado al público a volverse a ver en el Arenal Sound.

El sonido tampoco ha sido bueno para la banda valenciana La Habitación Roja, que repite en el festival pero con un salto al escenario principal, igual que ha hecho el propio Sadness.

Para quien no ha sido un problema el sonido ha sido para Rufus T.Firefly. En el escenario pequeño han sido seguramente los más grandes de la primera jornada y la propuesta más fresca, más inspiradora y con más estilo de la noche.

En el escenario secundario, el mediano en tamaño, los navarros El Columpio Asesino han movido al público valenciano a golpe de after punk electrónico bailable.

Y para rematar la jornada, ha cerrado el cartel la verbena electro-hippie de la banda originaria de Reino Unido pero afincada parcialmente en España, Crystal Fighters, ante los miles de asistentes totalmente abandonados al hedonismo bailable.

La jornada del sábado traerá a Les Arts a artistas como Coque Malla, Mando Diao, Lori Meyers o Sidecars.

Lo más visto