También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DANZA PREMIO

Goyo Montero cumple 10 años al frente del "empático" Ballet de Nuremberg

Unidad, igualdad, empatía y ausencia de jerarquía son las características del Nuremberg Ballet, según su director desde hace diez años, el madrileño Goyo Montero (1975), que acaba de recibir para su compañía el Premio Nacional de Danza de Alemania por su trayectoria y gran éxito de público.

  • Agencia EFE

Unidad, igualdad, empatía y ausencia de jerarquía son las características del Nuremberg Ballet, según su director desde hace diez años, el madrileño Goyo Montero (1975), que acaba de recibir para su compañía el Premio Nacional de Danza de Alemania por su trayectoria y gran éxito de público.

Gran parte de su éxito, asegura Montero en una entrevista telefónica con Efe, se debe a la "gran motivación y empatía" de una compañía "unida y compacta" en la que los solistas también "trabajan juntos".

Así lo ha reconocido también la Dachverband Tanz Deutschland (Asociación Alemana de la Danza), que auspicia el galardón junto a la ciudad de Essen, el ministro de Cultura de Renania del Norte y el Gobierno federal, al concederle su premio, que le entregarán en una gala en el Aalto Theater Essen el 22 de septiembre.

"Somos compañía de danza contemporánea pero insisto en que mis bailarines tengan una base clásica, porque, además de ofrecer una evolución muy interesante, pueden trabajar ambos mundos", explica.

Para Montero coreografiar es "una forma de terapia", una manera de sacar sus miedos y cuestionar las cosas que le atormentan o fascinan: "es algo que no puedo dejar hacer y me siento muy afortunado por ello".

El bailarín y coreógrafo, formado en el Real Conservatorio de Madrid y en la escuela del Ballet Nacional de Cuba, ha estado desde muy joven presente en el panorama artístico alemán pero su oportunidad en ese país le surgió precisamente en España.

"El intendente del Nuremberg vino a ver a Valencia un montaje de mi 'Bella Durmiente' y me ofreció el puesto de director. Fue toda una sorpresa, porque es una compañía reconocida y yo apenas tenía experiencia en ese campo", recuerda.

Desde entonces han tenido "una historia muy bonita" con el púbico, con un 80 por ciento de media de asistencia durante los últimos años y han septuplicado, presume, el numero de abonados de la ciudad a la danza.

Según Montero, la compañía ha evolucionado y se ha adaptado a su estilo experimental: "He podido hacer locuras como 'El Quijote', que es casi como una obra de teatro, con una nueva partitura y sin seguir una línea argumental clásica".

Entre sus bailarines hay 8 españoles, como Óscar Alonso, Luis Tena o Esther Pérez, y, además, José Hurtado es "ballet master" y subdirector.

Por desgracia, lamenta, España "está a años luz" de los países "donde sí funciona la danza" y no por la calidad de sus bailarines "que tienen un talento excepcional", sino porque el "apoyo institucional no existe".

"Aquí, en Alemania, la danza y el arte es una labor social, una necesidad del individuo, está subvencionado y es obligatorio del estado; en España la cultura está vista como un entretenimiento y, últimamente, es un tema muy incomodo".

Para Montero, la marca España "tendría que ser la cultura, ya que nuestra danza y el flamenco son algo único. Si eso existiera en Alemania, lo harían algo extraordinario para el mundo; no obstante, en mi país se está convirtiendo en algo precario".

Lo más visto