También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ADOLF LOOS (Previsión)

CaixaForum muestra la visión práctica de los interiores de Adolf Loos

Madrid, 27 mar (EFE).- Considerado como una figura "bisagra para la modernidad", el arquitecto vienés Adolf Loos no sólo fue uno de los padres de la arquitectura racional, sino que, como quiere demostrar la exposición "Adolf Loos. Espacios privados", también cambió la manera de entender y vivir los espacios interiores.,Desde mañana y hasta el 24 de junio, el CaixaForum Madrid acogerá la muestra más completa de las realizadas hasta el momento sobre la figura de este arquitecto visionario que, en

  • Agencia EFE

Considerado como una figura "bisagra para la modernidad", el arquitecto vienés Adolf Loos no sólo fue uno de los padres de la arquitectura racional, sino que, como quiere demostrar la exposición "Adolf Loos. Espacios privados", también cambió la manera de entender y vivir los espacios interiores.

Desde mañana y hasta el 24 de junio, el CaixaForum Madrid acogerá la muestra más completa de las realizadas hasta el momento sobre la figura de este arquitecto visionario que, en palabras de la comisaria de la exposición, Pilar Parcerisas, se podría considerar como "el Marcel Duchamp de la arquitectura".

"Loos considera el mueble que ya existe y funciona como usable, no tiene por qué cambiarlo para utilizarlo en los interiores, y ese uso del mueble le acerca a Duchamp, así como por el concepto de que el arquitecto está al servicio del cliente", ha afirmado sobre el protagonista de esta cita organizada por la Obra Social "la Caixa" y el Museu del Disseny de Barcelona, donde ya estuvo el año pasado.

Así, "Adolf Loos. Espacios privados 1870-1933" pone de manifiesto la respuesta que dio desde la arquitectura y el diseño a "la crisis ética y estética de la sociedad de la Viena fin-de-siècle".

"Se reveló contra los interiores burgueses llenos de objetos e introdujo en Viena la cultura práctica de Estados Unidos", ha matizado Pilar Vélez, la directora del Museu del Disseny de Barcelona.

"La casa tiene que placer a todos, contrariamente a la obra de arte, que no tiene que complacer a nadie. La obra de arte es un asunto privado del artista. La casa no lo es", afirmó Adolf Loos (Brno, Moravia 1870 - Viena, 1933), según recoge la exposición.

La exposición muestra más de 120 muebles concebidos o seleccionados por él entre 1899 y 1931, entre un total de 218 obras, para sus espacios interiores. Lugares donde se encuentra al Loos más revolucionario, aquel que consideró que el apartamento constituye la esfera íntima, el refugio del individuo frente a la vida social.

Una manera de vivir que ha trascendido hasta nuestros días y que la exposición pone de manifiesto a través también de material documental como fotografías de época, litografías, dibujos, escritos y planos de proyectos arquitectónicos, y maquetas de obras realizadas y de proyectos no exitosos.

En este sentido, los interesados en esta figura podrán contemplar más de 50 sillas, sillones y taburetes, 13 lámparas, 21 mesas, escritorios y tocadores, armarios y librerías- y objetos de menor tamaño, como relojes, vasos, decantadores, espejos y perchas, entre otros.

Y entre estas piezas se encuentran diseños que han llegado a la actualidad como el sillón "new shaped easy chair" de Hampton & Sons, las sillas "liberty", o los sofás chesterfield.

Obras que proceden de nueve prestamistas: Colección Julius Hummel (Viena), The Albertina Museum (Viena), Wien Museum, Architekturmuseum der Technischen Universität de Múnich, Colección Markus Kristan (Viena), Colección Ernst Poil (Viena), J. & L. Lobmeyr (Viena), CCCB (Barcelona) y una colección particular del Reino Unido.

"Adolf Loos. Espacios privados" consta de seis ámbitos: "Otto Wagner y la Secesión", "La crisis del espacio doméstico", "Espacios masculinos y femeninos", "Forma y función en el mobiliario", "Los interiores: construir, habitar y usar", y "Tradición y modernidad".

Diferentes secciones cuyos interiores se presentan mediante la reproducción de fotografías de gran formato, para transportar a los visitantes al interior de los espacios creados por el vienés.

Pero también se detiene en las maquetas de esos edificios que nunca llegó a ver construidos, como el proyecto del Chicago Tribune Column, un edificio en forma de columna dórica, revestido de granito negro, sobre un pedestal cúbico que, iluminado, parece una lámpara; o la casa de la cantante Joséphine Baker (1927) en París.

La muestra finaliza con un pequeño dibujo en el que el arquitecto proyectó su propia tumba. Una construcción en la que mandó poner a su familia este epitafio: " Adolf Loos. Liberó a la humanidad de trabajos inútiles".

Lo más visto