También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
AINHOA ARTETA (Entrevista)

Ainhoa Arteta: La cultura y la música nos ayudan a ser mucho más civilizados

Victoria Castro

  • Agencia EFE

Victoria Castro

La soprano Ainhoa Arteta defiende en una entrevista con Efe el poder de la música para solucionar conflictos, "y no solo de la música, sino de la cultura en general: la cultura hace que seas un ser mucho menos conflictivo, más respetuoso y también más respetable. Nos ayudan a ser mucho más civilizados".

"La sombra de la ley" es el último proyecto en el que ha participado Ainhoa Arteta (Tolosa, 1964). En la nueva película de Dani de la Torre ("El desconocido"), la artista interpreta el tema principal de la banda sonora, "El último suspiro"

En una entrevista con Efe durante la grabación esta semana en A Coruña acompañada por la Orquesta Sinfónica de Galicia, Arteta ha confesado sentirse muy identificada tanto con uno de los personajes de la película (no desvela cuál) como con el tema que interpreta ya que le trae recuerdos de un momento vital muy importante en su vida, como fue el fallecimiento de su madre.

La soprano asegura estar feliz por todo lo que la vida le ofrece en estos momentos: desde esta colaboración con Dani de la Torre, que le "ha emocionado muchísimo" y que define como un "regalo", hasta la agenda profesional que tiene a rebosar "con muchísimos proyectos, óperas, conciertos y recitales".

"Me encuentro en un buen momento profesional, personal y vocal", afirma la soprano, que no olvida la crisis vocal que tuvo hace varios años y de la que, según ella misma asegura, ha aprendido "muchas lecciones".

"He aprendido a hacer las cosas bien y desde entonces, como se dice en música, he ido in crescendo, con mucha más calidad de vida, porque estoy mucho más tranquila, mucho más segura y mucho más dispuesta a la hora de cantar", asevera.

A pesar de todo lo positivo que Arteta ha sacado de todo aquello confiesa que hay algo que ha aprendido hace muy poco, medirse en el trabajo.

"Un excesivo calendario puede, no perjudicarte vocalmente, porque vocalmente estoy fuerte, pero sí extenuarte a nivel físico y es ahí donde tengo que cuidarme más", argumenta.

Ainhoa Arteta, que desde el primer momento se define como "una persona muy normal", cuenta a Efe que sus sueños tampoco tienen nada de extraordinario: "Estoy feliz y no sueño más que en seguir teniendo salud, que mis hijos estén bien, tener una vida personal estable, poder disfrutar de cenas estupendas con mis amigos, compartir tiempo con mi familia... Ese es mi sueño, no le pido más a la vida".

Eso y, por supuesto, seguir compaginándolo con su profesión, añade la soprano, que considera que la música clásica es un género que "va enganchando" a medida que el público cumple años.

Para Ainhoa Arteta, el amor por este género empieza "cuando las personas ya han investigado absolutamente todo: el pop, el rock, el hip hop... Entonces ya no les queda nada más y empiezan a investigar algo nuevo, descubren el clásico y ahí se empiezan a enganchar".

Reconoce que todos los cantantes de ópera saben que su público no está entre las personas menores de 30 años sino entre aquellas que sobrepasan esta edad y que "son más maduras y están más asentadas".

"Yo lo veo en mi casa, con mi hija, que ha estado rodeada de música clásica toda su vida, pero su adolescencia es su adolescencia", cuenta.

Aun así, Arteta insiste en la importancia de los programas educativos que acercan la ópera a los niños porque "aunque en ese momento no estén rodeados de un mundo musical fuerte", ese recuerdo quedará en su memoria y en algún momento aflorará, sostiene.

"El género clásico una vez que engancha, engancha muy fuerte -asevera- porque es uno de los artes genuinos que, a nivel técnico, se sigue haciendo como 400 años atrás, aunque a nivel escénico hayamos evolucionado".

"No hay ningún instrumento que se interponga entre el músico y el público, no hay un micrófono, es todo muy orgánico y tiene mucho poder y ahí es donde te engancha", explica.

Para la soprano el mundo clásico juega un papel muy importante en la cultura y en las personas, es un canal de emoción, de sentimiento puro.

Lo más visto