También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un punto (y aparte)

  • cope.es
  • cope.es

Ayer el Córdoba tomó definitivamente las riendas de su destino. Después de tantos vaivenes casi como días tiene el calendario, el equipo ha cogido la dinámica ganadora. Justo a tiempo para entrar en play-off con las garantías necesarias para competir. Y competir bien, que no es lo mismo que competir a secas. En Son Moix el ambiente no era hostil, era raro. Un estadio de caras nuevas (había casi nueve mil espectadores que entraron por la gorra) y de pistas de atletismo que rugía únicamente cuando sentía el miedo a la muerte (el miedo que sentían de corazón los que no estaban invitados a un espectáculo ajeno).  Andone sacudió el árbol a su estilo y los jugadores del Mallorca que tan poca hambre habían demostrado durante el partido se sintieron mal. Ellos, los aficionados de verdad y Maheta Molango, un recién llegado a este negocio-espectáculo que aún no sabe que no es muy elegante venir a llamar “fucking idiot” a un futbolista y a buscarlo a la puerta del vestuario como si fuera un matón (por muy costoso que resulte tu traje). Ese ambiente, aún con todos esos peros, puede ser perfecto ensayo para lo que puede venir en una semana y media si todo va bien. Bastará un punto en la jornada postrera para estar entre los seis primeros y prorrogar la ilusión. Será ante el Almería, perfecto ejemplo de que Segunda no perdona los errores de planificación ni de gestión. Un equipo cargado de sueldos millonarios que, sin embargo, no está salvado aún. Un empate puede valerle a los dos. O a uno. Un punto para un punto y aparte. Porque llegados a esas dos semanas de play-off que tenemos tan frescas en el recuerdo como aquel ascenso en Las Palmas, todos sabemos que no sirve ni lo que pasó hace unos meses ni siquiera lo que pasó hace una semana. Ni tampoco, a buen seguro, nos acordaremos de lograrlo de Florin Andone, que se va a la Eurocopa tras colar 21 goles. Un delantero que pasó fugazmente por un filial que mientras sus mayores se partían el alma en Palma lograba una gesta extraordinaria en Lorca. Fue, sin duda, un 29 de mayo de esos que cambian la historia de un club. De esos que son un punto (y aparte).

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado