También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
300.000 euros de inversión

Peñíscola recupera su faro como centro de atención a visitantes

La Diputación ha culminado las obras de remodelación del Faro de Peñíscola, por el cual la ciudad recupera este edificio como nuevo de centro de atención para sus visitantes.

Faro Peñíscola

“Un recurso turístico de primer nivel mundial merecía un centro de acogida de visitantes de primer nivel”. Así de claro se ha expresado el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, durante la presentación de las nuevas instalaciones del Faro de Peñíscola a la hora de poner en valor el esfuerzo inversor realizado por el Gobierno Provincial a la hora de adecuar este histórico edificio construido a finales del siglo XIX como nuevo centro de atención de visitantes de la fortaleza papal y dependencias administrativas.

 

Así, mediante una inversión cifrada en más de 300.000 euros y después de conseguir la cesión del faro para los próximos 35 años por parte de Puertos del Estado, la administración provincial ha sumado un nuevo recurso a la “experiencia turística que ofrece el Castillo de Peñíscola haciendo del faro un moderno centro de atención al servicio de los castellonenses y de los más de 300.000 visitantes que vienen a disfrutar cada año de este icono turístico provincial”.

 

De este modo, se han duplicado los puestos de atención al público centralizando la venta de entradas y guías en un mismo espacio y liberando espacio en el fortificación peñiscolana, permitiendo la visita a la práctica totalidad del castillo y parque de artillería al acomodar los almacenes y la administración en la zona superior del faro donde también se encuentra una sala polivalente para reuniones de hasta 15 personas.

 

Todo ello gracias a que, tal y como ha destacado Moliner, durante la inauguración oficial del Faro, “desde el Gobierno Provincial hemos trabajado a conciencia para recuperar el valor de este edificio devolviéndole su legado patrimonial de la mejor forma posible para sumar valor al mayor emblema turístico de la provincia”.

 

No en vano, Moliner ha hecho hincapié en la “relevancia turística de un castillo que conjuga tres situaciones únicas. Una ubicación imposible de mejorar, un elemento arquitectónico imposible de mejorar y una historia y leyenda imposible de mejorar”.

 

Plan Director Castillo

En este sentido, el presidente provincial ha incidido en que “hoy, con la restauración del faro y su puesta en marcha como centro de visitantes, damos un nuevo paso en la hoja de ruta que nos llevará a sacar el máximo provecho al principal enclave turístico de la provincia de Castellón a través del Plan Director, cuyo 50% de las actuaciones de restauración, museografía y rutas ya se han ejecutado, y ya estamos trabajando en la segunda fase para culminarlo durante esta legislatura”.

 

Cabe recordar que el Plan Director del Castillo de Peñíscola prevé una inversión total de 4,5 millones de euros con el objetivo de “consolidar la fortaleza como uno de los principales ejes vertebradores de toda la oferta turística en nuestra provincia. Tenemos en nuestras manos esta joya y seña de identidad de los castellonenses, y trabajamos para que el Castillo continue protegiendo esta tierra de la mejor forma posible: ofreciendo oportunidades económicas y de futuro para nuestros pueblos”.

Lo más visto