También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Reunión con el obispo de Segorbe-Castellón

La pastoral del sordo prepara un encuentro de jóvenes

El equipo organizador del Encuentro Nacional de Jóvenes Sordos se ha reunido en Castellón para preparar este evento previsto para el mes de abril en Huelva.

Han participado los sacerdotes D. Jaime Gutiérrez, de Madrid, D. Juanjo Pulido, de Huelva, y D. Raúl López, de Segorbe-Castellón. El martes han sido recibidos por el obispo, mons. Casimiro López Llorente. España es un referente en la pastoral del sordo, implantada ya en 22 diócesis.   Estas jornadas quieren recuperar la experiencia realizada hace años por el iniciador de la pastoral del sordo, el sacerdote tinerfeño D. Agustín Yanes. D. Juanjo Pulido es consciente que es un desafío grande, pero está convencido que Dios interviene para darse a conocer a los jóvenes: “Hemos previsto actividades de senderismo, charlas, películas y juegos, pero todo ello con la idea fundamental de presentar la figura de Jesús. Sin este encuentro, lo demás no tiene sentido”.   La Conferencia Episcopal tiene un Departamento de Pastoral del Sordo desde el que se organizan cada año un encuentro nacional y ejercicios espirituales. Además se ofrece asesoramiento a las diócesis que quieren implantar esta pastoral específica. En Segorbe-Castellón, la parroquia de San Vicente, en la capital de la Plana, celebra la misa e imparte catequesis de iniciación cristiana en lengua de signos.   En España se calcula que hay un millón de personas con deficiencia auditiva. Sin embargo son poco visibles y a menudo se encuentran con limitaciones en formación  e inserción social, sin contar la falta de ayudas suficientes para audífonos (un implante cuesta 50.000 euros). Desde la Pastoral del Sordo se acentúa el contacto personal, ofreciendo espacios donde puedan socializarse, porque la tendencia espontánea al no poder seguir conversaciones es el aislamiento. “De este modo la parroquia se puede convertir en un lugar de encuentro donde poder compartir”, aseguran los tres sacerdotes desde su propia experiencia.

Lo más visto