También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Arrancaron este lunes

Almassora gestiona el inicio de la obras del Camí la Mar

Las obras que eliminarán dos de las curvas más pronunciadas del Camí La Mar comenzaron ayer lunes, según lo acordado entre los responsables municipales y la Diputación de Castellón.

El equipo de gobierno optó por iniciar las obras, que dependen del organismo provincial, en septiembre a fin de evitar cortes de tráfico entre el casco urbano y el distrito marítimo durante la época estival, cuando más actividad registra la carretera.   La Diputación de Castellón remitió al consistorio un documento en el que proponía iniciar los trabajos el pasado 11 de julio, una opción que fue inmediatamente descartada por la alcaldesa, Susanna Nicolau, y las ediles de Urbanismo, Carmina Martinavarro, y Playas, Amaya Gómez, debido a las molestias que hubiese ocasionado entre los residentes en el distrito marítimo que utilizan el vial a diario. El consistorio escogió la otra alternativa ofrecida por la institución de iniciar la ejecución de la segunda fase del proyecto el 5 de septiembre, una fecha más próxima al final de la temporada estival.   El Ayuntamiento de Almassora también ha abogado por una actuación simultánea en los dos tramos del vial en el que serán eliminadas las revueltas, de modo que el tiempo de duración de las obras se reducirá a siete semanas y finalizará el 21 de octubre. De haber apostado por ejecutar la mejoras de manera independiente, los trabajos se hubiesen prolongado hasta finales de noviembre. La primera edil ha asegurado que “las obras nos parecen de una importancia capital para Almassora y hemos trabajado para conjugar su ejecución con la reducción, en la medida de lo posible, de las molestias a los usuarios de este camino”.   Nicolau, Martinavarro y Gómez han celebrado el inicio de unas obras que han sido postergadas en varias ocasiones. “Hemos trasladado en numerosas ocasiones a los responsables de la Diputación nuestro deseo de que los trabajos estuviesen acabados antes del verano, pero más vale tarde que nunca”, ha asegurado la alcaldesa.   La responable de Urbanismo ha agradecido que el Servicio de Carreteras del organismo provincial haya aceptado “nuestra propuesta de mantener el tráfico de vehículos en los tramos de la carretera no afectados por las obras, algo que facilitará el acceso de los vecinos a sus casas”. Martinavarro ha recordado que la empresa ha situado paneles informativos “en los tramos cerrados” y que “agentes de la Policía Local informarán a los conductores sobre las vías alternativas”. Por su parte, Amaya Gómez, ha lamentado que el retraso de las obras, tras la retirada de la consignación presupuestaria con la que contaba el proyecto en 2015, haya motivado “la paralización de los trabajos de regeneración de la costa, puesto que los camiones que deberían haber transportado las gravas no podrán pasar hasta octubre”. 

Lo más visto