También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Situado en la Casa de la Ermitana

Almassora adjudica la gestión de la unidad de respiro para enfermos de Alzheimer

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almassora ha autorizado la cesión del local municipal situado en la Casa de la Ermitana, junto a la ermita de Santa Quitèria, para la creación de una unidad de respiro para personas afectadas por el Alzheimer y otras demencias.
  • cope.es
  • cope.es

La concesionaria será la Fundación de Alzheimer Salomé Moliner, que ofrecerá 25 plazas para enfermos y asignará nueve trabajadores para desarrollar las actividades de cuidados y estimulación, además de atención a los familiares.   La propuesta presentada por la entidad recoge la realización de servicios en horario de mañana, horario de tarde y jornada completa, incluyendo el transporte de los enfermos hasta el centro. El equipo de profesionales de la unidad estará a las órdenes del director del centro y psicólogo y contará con un trabajador social, un enfermero, un médico, dos gerocultores, un fisioterapeuta, un animador socio-cultural y personal de limpieza.   La alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau, ha celebrado este nuevo paso que “nos permitirá poner en marcha una unidad de respiro en la que la atención directa a los afectados tendrá tanto peso como la asistencia a los familiares, que tienen un importante reto por delante a la hora de convivir con la enfermedad”. Por su parte, la edil de Bienestar Social, Diana Belliure, ha asegurado que “Almassora es un municipio con una población creciente de personas mayores por lo que la creación de esta unidad responde a una necesidad presente y a la voluntad de trabajar la prevención y la detección precoz de cara al futuro”.   Cabe recordar, que el pliego de condiciones publicado por el Ayuntamiento de Almassora el pasado mes de marzo para la concesión de la gestión, recogía que el concesionario debería ser una entidad sin ánimo de lucro. El periodo de la adjudicación será de dos años y para la asignación de las plazas, que dependerá de la fundación concesionaria, se priorizará a los vecinos de Almassora.   El consistorio ha invertido cerca de 80.000 euros en las obras de adecuación del edificio y la dotación de mobiliario. Ahora, El Ayuntamiento y la Fundación de Alzheimer Salomé Moliner disponen de un plazo de 15 días para la formalización del contrato de cesión. A partir de ese momento, será la entidad la que determinará las condiciones y la fecha de puesta en marcha del servicio. 

Leer más

Lo más visto