También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Cátedra de Cultura de Defensa "Subintendente Julián Vallespín" de la UCAV celebra una conferencia sobre la Historia de la Bandera de España

El coronel de Infantería Gerardo López-Mayoral Hernández, del Instituto de Historia y Cultura Militar y Subdirección de Estudios Históricos, ha impartido una conferencia sobre la Historia de la Bandera de España dentro de las actividades de la Cátedra de Cultura de Defensa “Subintendente Julián Vallespín” de la Universidad Católica de Ávila (UCAV)

Se trata de una de las actividades paralelas de la exposición Historia de la Bandera de España: su origen y evolución”, que se podrá ver en Los Serrano hasta el próximo 24 de febrero. Como ha declarado López-Mayoral, la finalidad de su conferencia es doble. Por un lado, avanzar en la investigación histórica y difusión y, por otro, rendir homenaje a los que dieron su vida por ellas a través de los tiempos. En ella ha tratado de acercar y completar nuestra vexilología militar y de España con una conferencia alusiva sobre las banderas, guiones y estandartes históricos de nuestras unidades que figuran en la exposición y de otras muchas de los diferentes periodos de la historia y que abarcará fundamentalmente desde la Edad Media y Reyes Católicos a nuestros días, haciendo algún hincapié también en algunos vexilos relacionados con Ávila. López-Mayoral habló de las decenas de banderas que se exponen, resultado de un estudio muy pormenorizado de los momentos históricos más interesantes para la definición y selección de las banderas más representativas. “Hay que tener en cuenta que la actual bandera nacional es el final de un proceso histórico que comenzó con banderas de los reyes, pero luego, también, continuó con banderas de ejércitos o campañas y, posteriormente, de Unidades o Centros”. Como síntesis, añadió que tras los primitivos reinos, en una primera época, nos encontraremos con banderas de “reyes” (pendones con escudos), luego banderas “de capitanes” en nuestros Tercios con Cruz de Borgoña además de los estandartes reales y luego, banderas de “campañas” y “ejércitos” que, poco a poco, se van especializando en las de infantería, primero “blancas” al estilo borbónico francés, estandartes de caballería, guiones de dragones a caballo, muchos carmesíes, y artillería o guardias reales, azules o moradas, todas con escudos reales según casas reinantes o posesiones orlados con sus correspondientes órdenes. Al mismo tiempo se desarrollan también desde los Reyes Católicos, las navales, en las que predominan al principio las cruces de San Andrés o Borgoña (aspas) y luego escudos reales sobre fondos blancos que en 1785 se cambian por la rojigualda, más visible en el mar. Con ello entramos ya en la época final, cuando las bicolores, que llegan a puertos, apostaderos, fuertes y fronteras, lo hacen finalmente a las fuerzas terrestres en un periodo convulso de la Constitución de Cádiz en pleno siglo XIX, en banderas o estandartes (cuerpos montados) en 1843 como bandera “nacional”, bicolor, roja y gualda, símbolo oficial de la nación, modificando un poco sus dimensiones y escudos según periodos y tipos de gobierno, hasta hoy, casi 175 años después. Esta actividad cuenta con la colaboración de la Fundación Caja de Ávila y el Instituto de Historia y Cultura Militar.