También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | El Payo falla es espadas

Zotoluco, Fermín Rivera y Diego Silveti, a hombros en Moroleón

Comenzó este martes la feria de Moroleón (México) con la salida a hombros de los diestros Eulalio López “Zotoluco”, Fermín Rivera y Diego Silveti, quienes cortaron dos orejas respectivamente. El Payo perdió su triunfo por el mal uso de la espada.
Rivera, Zotoluco y Silveti durante su salida a hombros en...
Rivera, Zotoluco y Silveti durante su salida a hombros en Moroleón (Méx). E.M.

Moroleón (México), martes 15 de enero de 2012. 1ª de Feria. Casi lleno. Toros de “De Santiago”, terciados y variados de juego, destacando el lidado en 4º lugar, que fue de arrastre lento y uno de Marrón que se despitorro. Eulalio López “Zotoluco”, oreja y oreja. Fermín Rivera, palmas y dos orejas. Octavio García “El Payo”, silencio y oreja. Diego Silveti, dos orejas y silencio.

     

Abrió el festejo “El Zotoluco” saludando con dos largas cambiadas de hinojos, luego vinieron verónicas rematando con una media muy torera ante un buen toro de De Santiago que cumplió en varas. El torero inicio su labor muleteril de rodillas llevando al astado a los medios conectando con el tendido. Se escucharon los primeros oles de la tarde cuando El Zotoluco cuajo una buena tanda por naturales sometiendo a su oponente y por ese lado le hizo la faena, remates con torería y al final una estocada en el segundo intento fueron suficientes para la primera oreja de la tarde que protestó un sector del respetable.

on su segundo defendiendo su sitio de figura, salio a no dejarse ganar la pelea iniciando con tres faroles de rodillas al hilo de las tablas. Vino un buen puyazo de Nacho Meléndez y después un quite por chicuelinas rematadas con el manguerazo de Villalva. Brindo a los empresarios Pablo Álvarez y José Manuel Herrerías, para tomar la muleta e iniciar su labor y cuajar una faena en la que el torero estuvo por encima de su oponente obteniendo pases de mérito y al final una estocada en buen sitio para obtener su segundo oreja.

El diestro potosino Fermín Rivera se estrello con el toro con menos opciones de la tarde que fue el primero de la tarde, un toro rajado que intento meter al engaño el torero, pero con pocos resultados, un esfuerzo que culminó en palmas.

El segundo de su lote parecía tener las mismas condiciones que su hermano pero después de ser picado el toro empezó ir a más mostrando calidad pero con poca fuerza, un quite por gaoneras gustó a la afición y después del brindis a los integrantes comité de la feria taurina de Moroleón, Fermín inicio su labor de manera inteligente, empezando a sobar al ejemplar y poco a poco le tomo la distancia y  la altura adecuadas para cuajar varias tandas con temple y largueza en lo que fue un torero clásico pero que gustó como hace unos días en La México. Al final bernardinas de buen gusto y una muy buena ejecución de la suerte suprema para recibir dos merecidas orejas.

 

Octavio García “El Payo” inicio con muy mala suerte el festejo, su primer toro salio despitorrado por lo que fue sustituido por el primer sobrero con el hierro de Marrón que se le vieron buenas cosas de salida y con el que el Payo dejo bellas y elegantes verónicas, desafortunadamente ese toro se partió el cuerno en el peto e inexplicablemente ya no se regresó o se sustituyó y la autoridad permitió que el torero lidiara al toro bajo estas condiciones, El Payo lo toreo por el lado del cuerno lesionado intentando hacerle faena, lo cual creemos que no era necesario y por respeto al público y al mismo toro lo apropiado era matarlo de inmediato.

 

La tarde era cuesta arriba para El Payo y salió el segundo de su lote, que fue incierto en la capa, y complicado en banderillas. Pero en la muleta la cosa cambió. El Payo mostró que no solo el deseo y el valor son suficientes para cuajar una faena, se le vio con sitio y con cabeza, encontrando la distancia y bajándole la mano al astado para obtener las primeras tandas con temple, largueza y emoción que gustaron a la afición. La faena fue subiendo de calidad e intensidad hasta que el toro se empezó a quedar y de una u otra forma a base de sitio y valor El Payo puso el extra para obtener los últimos muletazos en los que se escucho el torero, torero, al final lo que parecía un triunfo rotundo, se esfumo con la falla del acero que entro en el segundo intento quedando la faena de la tarde en una oreja y en la entrega de la afción a un Payo que se le ve en muy buen nivel.

El Diestro Diego Silveti sorteo al mejor toro de la tarde que fue el primero de su lote con el que lució de capa, ya con la muleta Silveti estuvo a la altura de las circunstancias, firme y cuajando una faena con emoción pero también con las pausas que había que tomar para aprovechar al máximo las embestidas del astado que fue a más. Lo mejor fue el torero al natural y luego ya vinieron los adornos y las bernardinas con el sello Silveti y una estocada hasta las cintas para obtener dos merecidas orejas.

 

Con el que cerró plaza, Silveti estuvo esforzado ante un ejemplar con sus complicaciones con el que no se acomodó al final recurrió al descabello tras fallar con la espada.

Lo más visto