También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La vuelta al cole

Entre hoy y mañana comienza el curso escolar para miles de alumnos de Enseñanza Primaria y Secundaria en toda España. La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de la Educación, conocida popularmente como la LOMCE, arranca su andadura en 1º, 3º y 5º de Primaria. La paradoja es inevitable. Por una parte parece nefasto que cada Gobierno traiga bajo el brazo una nueva Ley educativa. La LOMCE es la séptima ley de educación en poco más de 30 años. Pero, por otro lado, el despropósito de la infausta LOE, que aprobara en su día el Gobierno socialista, hacía imprescindible en este caso introducir una serie de reformas.Que desaparezca “Educación para la Ciudadanía”, la asignatura del Gobierno Zapatero con la que expresamente se pretendía adoctrinar en cuestiones morales a los alumnos, es una gran noticia. La mayoría de las Comunidades Autónomas han apostado por dar más contenido y horas a asignaturas tan fundamentales como la Lengua, el Inglés o las Matemáticas. Lástima que los buenos propósitos de la Ley y su apuesta por la Calidad, no se hayan visto reflejados en algunos casos en el tratamiento a la asignatura de Religión Católica. Ésta no es el privilegio de unos pocos sino un derecho reconocido por la Constitución, y son muchos, la mayoría, los que anualmente la eligen libre y voluntariamente, conscientes de que la enseñanza escolar de la religión católica favorece el desarrollo de la responsabilidad personal y social, así como de las demás virtudes cívicas para el bien común de la sociedad.

Lo más visto