También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MÁLAGA | El avance del atestado policial ya está en el juzgado

Un voluntario trató de sacar al niño atropellado en la Cabalgata, pero solo pudo cogerlo por los pies

El Ayuntamiento de Málaga ya ha remitido al juez el avance del atestado sobre el atropello mortal a un niño de seis años en la Cabalgata de Reyes.

De 

La Cabalgata de Reyes es el evento en el que cada año el Ayuntamiento de Málaga diseña un mayor despliegue de policías locales en la calle por la masiva afluencia de personas en muy pocas horas. Un desfile que este año acababa en tragedia. El Consistorio ya ha remitido al Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga el avance del atestado policial sobre el atropello de Miguel, un niño de seis años que moría arrollado por la primera carroza del desfile. Según se recoge en el atestado, un voluntario intentó sacar al pequeño agarrándolo por los pies, pero no lo consiguió.    Esta primera parte del atestado incluye declaraciones de una decena de testigos, planos y también videos y fotografías. Desde el Consistorio insisten en que se superaba el número de voluntarios que fijan las directrices internas para escoltar cada carroza. Según la Unión de Consumidores, el vehículo carecía de las medidas de seguridad. Según el Consistorio, quince personas, entre voluntarios, padres y miembros de Protección Civil, rodeaban la carroza en la que se originó el siniestro. Julio Andrade, concejal de Seguridad, explica que normalmente "se buscan más personas para que cubran algo más que las ruedas". "Este trágico accidente nos tiene que hacer reflexionar no solo a Málaga, sino a cualquier municipio en el que se hacen celebraciones que congregan a miles de personas, como son las cabalgatas y otros eventos", dice el edil.El Ayuntamiento planteará medidas de protección para próximas ediciones de la cabalgata; una de las posibilidades es instalar vallas en todo el recorrido como se hace, por ejemplo, en Almería. Por su parte, en el colegio El Limonar, donde estudiaba el niño fallecido, se ha establecido un dispositivo de atención psicológica para que sus compañeros asimilen poco a poco la tragedia.

Lo más visto