También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Liga Endesa | 21ª Jornada

Victorias de Lagun Aro y Valencia

El conjunto vasco sumó su cuarta victoria en la Liga Endesa ante el Blancos de Rueda y los de Perasovic se dieron un homenaje contra el Canarias. 
Victoria del Lagun Aro. (www.acb.com)
Victoria del Lagun Aro. (www.acb.com)

El Lagun Aro GBC sumó su cuarta victoria en la Liga, ante el Blancos de Rueda, triunfo gestado a base del acierto en la línea de triples que le permitió marcharse en el marcador cuando más apretaba el conjunto vallisoletano. Las dos únicas ventajas del equipo pucelano fueron en el inicio de partido (0-2 y 3-4) porque enseguida el quinteto vasco, consciente de lo mucho que se jugaba, se enchufó al partido y con Papamakarios como estilete comenzó a coger renta que fue de diez al final del primer cuarto. El Blancos de Rueda despertó, pero era tarde porque a pesar del intercambio de canastas en el segundo cuarto, el Lagun Aro estaba muy bien en defensa y por fin presentó unos mecanismos interesantes en ataque para aguantar el envite e incrementar en tres puntos más su ventaja al descanso, con Doblas como dueño de ambas zonas. En la segunda parte un triple anotado por un entonado Woods elevó la ventaja a 18, el Blancos de Rueda despertó y se enfundó el mono de trabajo para hacer bajar las distancias a guarismos remontables y así, al borde del final del tercer cuarto, una canasta de dos de Grimau metió en partido a los vallisoletanos que se pusieron a diez puntos (54-44). El entrenador local, Sito Alonso, se había propuesto en los días previos frenar a la dupla que conforman Martín y Hunter, y lo logró a medias porque ambos fueron el sostén ofensivo de su equipo pero Blancos de Rueda no tuvo la aportación necesaria del resto de la plantilla. Fueron, sin embargo, suficientes estos recursos para acercarse a sólo seis puntos y meter el miedo en el cuerpo al Lagun Aro, pero un tiempo muerto de Alonso desencadenó una reacción inmediata con triples de Finley, Papamakarios, Woods y Salgado que pusieron el 63-48 en el marcador, dejaron muerto a Valladolid y desencadenaron una fiesta en el graderío de Illumbe. El conjunto de Roberto González se dejó ir en ese momento, el Lagun Aro jugó a gustarse y se puso por encima de los veinte puntos en el tramo final del partido para dejar el mismo visto para sentencia.El Valencia Basket rompe la mala rachaEl Valencia Basket rompió hoy una racha de cuatro derrotas consecutivas en la Liga Endesa con una contundente victoria ante el CB Canarias, que no pudo plantar cara a un equipo que en una semana ha recuperado su identidad. El encuentro empezó con un ágil intercambio de canastas que pronto quedó desnivelado. Las buenas acciones del visitante Sekulic no fueron suficientes para contrarrestar el acierto exterior de los locales Pau Ribas y Thomas Kelati y la ventaja local no tardó en dispararse (22-13, m. 7). Un tiempo muerto y las ganas de Carles Bivià y Richotti reactivaron momentáneamente a los visitantes pero su defensa fue incapaz de frenar la inspiración de Rafa Martínez que, con sus tiros lejanos, amplió la ventaja del Valencia (46-29, m. 13). Las continuas broncas de Velimir Perasovic impidieron que los locales, que llegaban tras haber jugado cuatro partidos en una semana, se relajaran más de la cuenta y, pese a que tras una técnica a su entrenador, el Canarias volvió a despertar unos minutos, la buena labor de Bojan Dubljevic hizo que el encuentro llegara prácticamente sentenciado al descanso (60-42, m. 20). El paso por el vestuario no sirvió para cambiar el guión del choque y buena parte de la culpa la tuvo Thomas Kelati. Ocho puntos casi seguidos del alero impidieron que el Canarias sacara rédito de su mayor agresividad y las segundas opciones que logró gracias a su mejor disposición para buscar el rebote de ataque. Inspirado en ataque y con Vítor Faverani anotando sin apenas oposición, el equipo valenciano se relajó en defensa pero los bajos porcentajes de equipo tinerfeño impidieron que el choque se ajustara. De hecho, durante algunos minutos el equipo insular bajó los brazos y sólo la casta de Carles Bivià, que se enfrentaba al club en el que se formó, y tres triples suyos en los últimos minutos impidieron que la ventaja local acabara por encima de los 30 puntos.

Lo más visto