También en directo
Ahora en vídeo
Con motivo del 30 aniversario del Seat Ibiza

El viaje del Rey y Mas tras el 9N

Felipe VI y el presidente Artur Mas han visitado hoy las instalaciones de la empresa automovilística Seat en Martorell, coincidiendo con el 30 aniversario del Ibiza, el modelo insignia de la marca, una visita en la que el monarca ha conducido un Seat León con Mas de copiloto.
El rey Felipe VI conduce un Seat León acompañado del...
El rey Felipe VI conduce un Seat León acompañado del presidente de la Generalitat. EFE

De 

Felipe VI ha llegado a las instalaciones de Seat poco antes de las once de la mañana y ha mantenido una reunión privada y a puerta cerrada con una docena de empresarios catalanes, entre ellos los presidentes de la patronal Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà; el de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls; o el del Círculo Ecuestre, Borja García Nieto. A este encuentro también han asistido Mas, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, el presidente de Seat, Jürgen Stackmann, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, entre otras autoridades. El rey de España ha llegado a las puertas del taller conduciendo un Seat León Experience a bordo del cual viajaba, como copiloto, el presidente de la Generalitat y en la parte trasera el ministro Soria. Se da la circunstancia, según fuentes de la Casa Real, que el Seat Ibiza fue el primer coche que tuvo Felipe VI, un vehículo que le regaló su padre, el Rey Juan Carlos, cuando alcanzó la mayoría de edad. La comitiva, de la que han formado también parte el consejero de Interior, Ramon Espadaler, y el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha visitado la cadena de montaje del Seat Ibiza, el centro de innovación y el centro de supervisión, el punto donde los vehículos superan las últimas pruebas antes de salir a la venta. En el taller de montaje, Felipe VI ha podido conocer el sistema de formación profesional dual que funciona en Seat y saludar a los alumnos de la primera promoción de estos estudios, que combinan la formación con el trabajo en la fábrica, siguiendo el modelo alemán. En su segunda visita a Cataluña desde que fue proclamado Rey, Felipe VI también ha conocido algunas de las últimas tecnologías incorporadas a este taller, como sistemas de mejora de la ergonomía o vehículos guiados de manera automática para proveer a las líneas de producción, con el objetivo de incrementar la eficiencia y la competitividad de la fábrica. La autoridades han visitado después el "meisterbock" de la empresa, las instalaciones en las que se comprueba la calidad de los vehículos, y han podido comprobar de primera mano la resistencia de la chapa y los interiores de los vehículos. La visita del jefe del Estado a la fábrica de Seat ha concluido con un paseo por la exposición que se ha organizado en el interior del recinto con los diversos modelos del modelo Ibiza que se han comercializado en los últimos 30 años. El acto de hoy es el primero en el que coinciden el Rey y Artur Mas después del 9N y de que el líder catalán presentara su hoja de ruta hacia la independencia, un plan que pasa por convocar elecciones plebiscitarias, siempre que se alcance una lista única con políticos y representantes de la sociedad civil. La última vez que coincidieron Mas y el Rey fue en junio, poco después de su proclamación, durante la entrega de premios de la Fundación Príncipe de Girona. Tras su visita de hoy a la fábrica de Seat en Martorell, el Rey volverá dentro de una semana a Cataluña, para presidir el jueves 11 en Barcelona la entrega de las Medallas de Honor de la patronal catalana, un acto donde pronunciará su segundo discurso en esa comunidad desde que asumió la Jefatura del Estado. La planta de Martorell se estrenó en 1993 para la fabricación de la segunda generación del Seat Ibiza. El Seat Ibiza es el modelo más comercializado de la marca del Baix Llobregat, seguido de cerca por el León, y durante los últimos 30 años se han comercializado 5 millones de vehículos. Cada día salen de la fábrica de Martorell 700 Seat Ibiza y su fabricación da empleo a 1.600 personas. La fábrica de Seat en Martorell ocupa a más de 14.000 personas y es el segundo centro de trabajo de la comarca del Baix Llobregat junto al aeropuerto de El Prat. Cada día salen de la fábrica 2.100 coches, uno cada 30 segundos, que se distribuyen en 76 países. La producción crece este año un 13 %, lo que ha permitido contratar a más de 800 empleados en los últimos meses. Las ventas de Seat también se han incrementado en un 10 %.

Lo más visto