También en directo
Ahora en vídeo
El Rey Juan Carlos al ver el cuadro de Antonio López

"Me veo fenómeno, pero ahora estoy mejor, más descansado"

Es lo que ha comentado don Juan Carlos tras contemplar por vez primera, junto a doña Sofía, el retrato acabado de su familia, obra de Antonio López, en el cual el pintor manchego ha empleado casi veinte años.
Los Reyes Juan Carlos y Sofía junto al pintor Antonio...

De 

En la sala del Palacio Real donde se muestra el cuadro, de grandes dimensiones, dentro de la exposición "El retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López", don Juan Carlos ha contado sus primeras impresiones tras ver la obra terminada, en la que aparece junto a doña Sofía y sus tres hijos.

En una breve conversación con los periodistas, ha revelado que había visto el cuadro de Antonio López en otras fases de su larga confección. "Lo ha rehecho y ha mejorado muchísimo", ha asegurado.

Por su parte, la Reina Sofía ha comentado que la obra le gustaba mucho y ha bromeado, mirando de reojo al lienzo, sobre el tiempo transcurrido desde que años atrás el artista fijó con sus pinceles la imagen colectiva de su familia: "El antes y el después".

La entrada de los Reyes Juan Carlos y Sofía ha sido un tanto accidentada, debido al gran número de fotógrafos, camarógrafos y redactores que abarrotaban el espacio y que dificultaban los movimientos de los asistentes, entre ellos el propio Antonio López.

Momentos antes de que llegaran a la sala, el pintor decía que no sentía nervioso en absoluto pese a la gran expectación creada a su alrededor sino más bien "contento, tranquilo y satisfecho".

Mientras los flashes de las cámaras fotográficas no dejaban de parpadear, don Juan Carlos y doña Sofía han posado a un lado del lienzo, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente madrileño, Ignacio González, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y otras autoridades, como el presidente de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri.

Ambos han posado de nuevo a solas con López, pero el ruido y el tumulto eran tales que cuando una periodista ha preguntado al Rey Juan Carlos qué le parecía su retrato, le ha confesado que desde donde estaba no lo podía ver bien.

Han tenido que esperar a la salida de las decenas de fotógrafos y cámaras para poder contemplar con cierta distancia la obra, que la Reina Sofía no ha dudado en alabar ante los periodistas.

Después, don Juan Carlos se ha acercado a los informadores para relatarles que el óleo no le gustaba tanto cuando pudo verlo en los momentos de su dilatado proceso de elaboración, aunque ahora sí.

Ha explicado que el pintor había hecho cambios en el color y las formas, finalmente con un resultado en su opinión satisfactorio.

Tanto él como la Reina Sofía han aludido al tiempo pasado desde que López abordó la obra, encargada en 1993, a partir de unas fotos de los entonces Reyes, el Príncipe de Asturias, que aparece realzado a la derecha del lienzo, la infanta Elena, sobre cuyo hombro posa el Rey su brazo derecho, y la infanta Cristina, a la izquierda de la escena, con un ramo de flores en la mano.

Y aunque aquel Rey de hace casi veinte años luce "fenómeno", en palabras de don Juan Carlos, él ahora se siente mejor que cuando fue retratado por López, pese a usar bastón para caminar, aunque hoy lo ha apartado a un lado para dejarse fotografiar.

No en vano, abdicó hace casi seis meses y algo debe influir esta circunstancia para confesar que está "más descansado" que en la época en que sirvió de modelo para un gran cuadro que desde hoy pasará a la historia del retrato real.

La expectación por el reencuentro de don Juan Carlos y doña Sofía con su pasado, visto con los ojos de Antonio López, que hoy lucía corbata y bufanda rojas, ha eclipsado el resto de la exposición que Patrimonio Nacional abre mañana al público en el Palacio Real, con 114 obras que permiten recorrer la historia de los monarcas españoles y sus familias, y también la historia de España.

Antes de contemplar el cuadro más esperado, han posado también en otras salas donde cuelgan otras importantes lienzos, como el famoso retrato ecuestre de don Juan de Austria, de Ribera, o los de Carlos IV y la reina María Luisa, de Francisco de Goya.

Lo más visto