También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Venezuela resiste

La escasez, la inflación y la pérdida de poder adquisitivo han sido los detonantes que explican que la movilización social en Venezuela haya alcanzado en el último mes unos niveles desconocidos. Todo empezó el pasado 4 de febrero cuando los estudiantes de Táchira salieron a la calle para protestar contra el desamparo institucional. Ocho días más tarde el movimiento estudiantil y la oposición tomaban las calles de Caracas.Quizás muchos pensaron que los venezolanos desistirían pronto y que la maquinaria chavista conseguiría sofocar a los manifestantes. Ninguna de las dos cosas ha sucedido, pese a la brutalidad con la que actúan tanto la Guardia Nacional Bolivariana como los grupos paramilitares. Solo en la jornada de ayer fueron asesinados tres venezolanos de una larga lista que supera los 25. A ellos hay que sumar cientos de heridos y detenidos, víctimas de torturas y violaciones.El futuro de Venezuela es imprevisible. El Gobierno ha optado por dejar que la violencia campe a sus anchas con la idea de que los desmanes acabarán pasando factura a la oposición. La oposición vive una profunda fractura interna entre quienes soñaron que la movilización era la antesala de la caída y quienes siguen convencidos de la necesidad de fortalecer una amplia mayoría social que pueda enfrentarse institucionalmente al chavismo. El pueblo venezolano vive entre la amenaza del colapso y el riesgo a perder la vida. Alguien debería cortar el nudo y evitar que Venezuela se desangre. Mañana quizás sea demasiado tarde.

Lo más visto