También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Urge una salida política

Una vez que Mariano Rajoy ha aceptado el encargo del Rey Felipe VI de intentar conformar una mayoría que le permita ir a la investidura, la tarea ahora es articular los apoyos necesarios para que no se fruste en el Congreso la posibilidad de que España tenga pronto un gobierno estable. Un proceso de conversaciones y acuerdos cuya iniciativa corresponde a Mariano Rajoy, que es quien debe marcar, sin prisa pero sin pausa, los tiempos y los momentos.La iniciativa es de Rajoy, y la responsabilidad es de Sánchez y Rivera, a quienes se les están agotando los argumentos de desgaste del candidato del PP. Sánchez y Rivera son ahora, más que antes, responsables del bloqueo institucional, y su actitud está anclada en el inmovilismo. El hecho de afirmar que no quieren unas nuevas elecciones, y al tiempo no cambiar su bloqueo al único candidato posible, es una contradicción. La presión mediática de Pedro Sánchez para meter prisa a Rajoy, basada en aparentes argumentos jurídicos sobre la interpretación del artículo 99 de la Constitución, no deja de ser un intento de desgaste por parte de quien está empeñado en frustrar la investidura, un acto irresponsable respecto al bien común de los españoles. La propuesta de Rajoy de un gobierno constitucional sigue sobre la mesa.  Esta opción sería, sin duda, la mejor para el futuro de España. O en su defecto, un gobierno en minoría con acuerdos de Estado sobre materias clave, basado en la lealtad de todos. La complejidad del momento no debe hacer olvidar su urgencia.

Lo más visto