También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Día del Recuerdo

Una última amapola para recordar a los soldados caídos en la Gran Guerra

888.246 flores para homenajear a los caídos en la Gran Guerra, el mismo día que se cumplen 96 años del final de la contienda.
La Torre de Londres, rodeada de amapolas. REUTERS
La Torre de Londres, rodeada de amapolas. REUTERS

El Reino Unido recordó hoy a sus caídos en un acto en el que se plantó la última de las 888.246 amapolas de cerámica, una por cada soldado británico muerto en la I Guerra Mundial, que cubren los jardines de la Torre de Londres.Durante el acto del Día del Recuerdo, en la fecha en la que finalizó la I Guerra Mundial hace 96 años, y tras la lectura de los nombres de soldados damnificados en la contienda, los asistentes guardaron dos minutos de silencio en honor de los caídos."Soldado F Penn, del regimiento Royal Berkshire; Cabo Harry Penn, del cuerpo King's Royal"... Así comenzó la lectura de la lista de los caídos por parte del actor británico Tim Pigott-Smith el pasado 5 de agosto, que ha continuado cada día hasta hoy en la Torre de Londres.La instalación de amapolas de cerámica, diseñada por los artistas Paul Cummins y Tom Piper, comenzó a plantarse ese mismo día y ha crecido hasta las actuales 888.246 flores.Muchas más "poppies", como se conoce a las amapolas en inglés, son las que han llevado los británicos durante el último mes en las solapas de sus chaquetas, en sus camisas, adornando sus sombreros o en cualquier parte visible de su indumentaria."The Poppy Appeal" (El llamamiento de la amapola), la campaña que todos los años lanza el Ejército británico para recaudar fondos, cuenta con alrededor de 350.000 voluntarios, que tienen el objetivo de repartir, previa donación, 45 millones de amapolas.Los fondos, que podrían ascender a 40 millones de libras (51 millones de euros), se destinan a los soldados y a sus familiares, para complementar sus pagas, afrontar discapacidades o ayudar a encontrar trabajo.Un exmilitar presente en el acto de la Torre de Londres, que no dio su nombre, señaló a Efe que el homenaje de hoy a los soldados británicos es "una forma de recordar y no olvidar a los caídos en actos de servicio por el Reino Unido"."El recuerdo que hemos contemplado hoy no lo veremos nunca más en nuestras vidas", subrayó este veterano en referencia al emotivo acto organizado con motivo del centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).Un grupo de curiosos coincidieron en que el homenaje fue muy emocionante ya que sirvió para recordar a las personas, en algunos casos familiares, que se sacrificaron por todos los británicos hace cien años.Un portavoz de la Torre de Londres señaló que alrededor de cinco millones de personas han pasado por los alrededores de la fortaleza para ver la instalación.A partir de mañana, unos 8.000 voluntarios la desmantelarán con el objetivo de distribuir las flores a las personas que las han adquirido por internet y utilizar el resto en una serie de exposiciones que recorrerán varias ciudades del Reino Unido durante los próximos cuatro años.Las "poppies", de intenso color rojo sangre, comenzaron a florecer en los campos del norte de Francia y Flandes en 1918, cuando la I Guerra Mundial agonizaba y miles de cuerpos de soldados yacían sin vida sobre el terreno, y se convirtieron en el símbolo de los caídos.Aunque en el Reino Unido el fin de la guerra se conmemora cada año, en 2014 ha habido más celebraciones por cumplirse los cien años del inicio de la llamada Gran Guerra, en que murieron alrededor de nueve millones de combatientes y siete millones de civiles.Actos como el de hoy están destinados a que su esfuerzo y sacrificio no caiga en el olvido.

Lo más visto