También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Una sentencia sin políticos que esconde mucha política

  • cope.es
  • cope.es

“ES LA SENTENCIA de la vergüenza”, dice un policía veterano tras conocer el año y medio de carcel que impone la Audiencia Nacional a los dos condenados y los cuatro años de inhabilitacion para empleo o cargo público. Una condena con la boca pequeña que deja descontentos a todos, a acusaciones particulares y a acusados. Y todos recurriran el fallo, excepto el minisetrio fiscal que anduvo como pollo sin cabeza en este caso singular. Nunca creyó que hubiera colaboración con banda armada, aunque tuvo que mantener lo contrario en su escrito porque asi se lo ordenó el jefe, el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce. Todo un hito.Para una de las acusaciones, Dignidada y Justicia, se trata de “una suave condena de 1?5 años de prision por encubrimiento a los acusados". Sin embargo la decisión del Tribunal ha caído como un jarro de agua fría sobre los condenados. Para un policía como Enrique Pamiés, que ha dedicado 30 años de su vida a impedir que la lista de víctimas no sea infinitamente mayor, lo más grave es ser condenado como el chivato de ETA. Eso lo da por probado la sentencia. Lo mismo cabe decir del inspector jefe José Maria Ballesteros. La segunda consencuencia no es menos grave: si el Supremo ratifica la inhabilitación profesional, conllevaría su inmediata expulsion del Cuerpo. Echados de la policia por chivarse a los terroristas. Lo peor.Lo mejor del reparto se lo han llevado los responsables politicos de los dos maderos. De la imputación del que fuera director general de la Policía, Victor Garcia Hidalgo, se pasó a su exculpacion. Incluso jamás se consiguió tomar declaración, ni siquiera como testigos, al Secreatrio de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ni al ministro del Interior, Alfredo Perez Rubalcaba. La sentencia hace honor a esa estrategia. Ni una sola referencia a ese posible impulso político por encima del comisario. Y eso que, según el Tribunal “no estamos ante una acción directa de los acusados para favorecer a ETA”, sino que va “en sentido contrario”. “Fue guiada por la finalidad (…) de no entorpecer el proceso para lograr el cese de la actividad” de la banda. Pamies y Ballesteros no ayudaban a ETA, ayudaron a Zapatero por una decisión personal. Increible.Ya se trabaja en los recursos de casación a presentar en un plazo máximo de cinco dias. El Alto Tribunal hará firme esta sentencia en la que no salen los políticos, pero hay mucha política, como en el Supremo. Será la última palabra. O no. Luego, dicen los acusados, viene el Constitucional y, llegado el caso, Estrasburgo, que no sólo de terroristas y la Parot entiende el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Lo más visto