También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

Una empresa de venta telefónica estafa a una anciana ciega 160.000 euros

La empresa de venta telefónica Códice se aprovechó de Flavia, una mujer de 87 años, invidente, a la que consiguieron quitarle todos sus ahorros. Un cheque por valor de 75.000 euros destapó la estafa a través del banco. Hoy día, una vez celebrado el juicio está pendiente de sentencia.
Teléfono
Teléfono

Flavia era una enfermera del hospital Ramón y Cajal de Madrid, y en cierta medida estaba acostumbrada a que se le hicieran regalos, por lo que, en su día, cuando ocurrió esto, no le ido importancia. El modo de actuar de la empresa de venta telefónica Códice era agasajar a Flavia con algún regalo –se hacían pasar por médicos- y hacerle firmar un papel, Flavia supondría que era un recibí, y después ellos rellenaban la hoja. Desde una cocina de vapor, pasando por un aspirador, enciclopedias… hasta una videocámara, fueron las ‘supuestas’ compras que Flavia realizó. Al banco, de toda su vida, llegaban cheques por valor de 10.000 euros, 3.000 euros, 20.000 euros… hasta el último de 75.000. Flavia tenía en una sola cuenta los ahorros de toda su vida, por eso fue más fácil la estafa. Pero fue ese último cheque el que ‘dio’ la voz de alarma ya que en la cuenta de Flavia no quedaba ese dinero, y desde la entidad se pusieron en contacto con los sobrinos. ''Durante siete meses le han ido quitando todo el patrimonio que tenía la mujer'', nos cuenta su abogado César López.Hay más, cuando el abogado logra ponerse en contacto con la empresa y tener una reunión con los responsable en su despacho es ''tal la arrogancia y la chulería que tuvieron que no sólo nos dijeron que no le iban a devolver el dinero sino que iban a hacer todo lo posible por cobrar el cheque de 75.00 euros'', explica César. A día de hoy el juicio se ha celebrado y está visto para sentencia. El fiscal pide seis años, pero el abogado de Flavia ha pedido la pena máxima, nueve años, y ve difícil que Flavia pueda recuperar todo lo que le quitaron. A sus 87 años, Flavia se encuentra en una residencia pero con un deterioro severo que ya no es capaz de recordar estos hechos. Una empresa de venta telefónica estafa a una anciana ciega 160.000 euros

Lo más visto