También en directo
Ahora en vídeo
Línea Editorial COPE

Una cumbre decisiva

De 

La Cumbre Iberoamericana que comienza hoy en Veracruz, México, es una cumbre decisiva. Las cumbres se iniciaron hace 24 años y se han celebrado anualmente. Surgieron en un momento, tras la caída del Muro de Berlín, en el que se hacía muy necesaria la diplomacia multilateral. Pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. Se han ido tejiendo diferentes alianzas regionales en América Latina y el peso de las cumbres ha ido disminuyendo. En las últimas, as ausencias eran muy significativas. Veracruz es  la ocasión para poner en marcha un nuevo modelo. Hasta ahora las cumbres iberoamericanas eran, sobre todo, una iniciativa española y portuguesa. Ahora se trata de conseguir que los países del otro lado del Atlántico las perciban como algún interesante para ellos y no solo como una iniciativa de la política exterior española. El nuevo modelo de funcionamiento de la Secretaría General Iberoamericana, en la que asumen más responsabilidad nuestros socios, puede ser una buena fórmula. En un mundo multipolar como el nuestro, la gran comunidad iberoamericana,en la que comparten dos lenguas (portugués y español) 650 millones de personas, sigue teniendo futuro. En Veracruz se intentan estrechar lazos culturales y educativos. Es sin duda un buen modo de fortalecer lo que el idioma y la historia mantienen unidos. La Cumbre Iberoamericana que comienza hoy en Veracruz, México, es una cumbre decisiva. Las cumbres se iniciaron hace 24 años y se han celebrado anualmente. Surgieron en un momento, tras la caída del Muro de Berlín, en el que se hacía muy necesaria la diplomacia multilateral. Pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. Se han ido tejiendo diferentes alianzas regionales en América Latina y el peso de las cumbres ha ido disminuyendo. En las últimas, las ausencias eran muy significativas. Veracruz es  la ocasión para poner en marcha un nuevo modelo. Hasta ahora las cumbres iberoamericanas eran, sobre todo, una iniciativa española y portuguesa. Ahora se trata de conseguir que los países del otro lado del Atlántico las perciban como algún interesante para ellos y no solo como una iniciativa de la política exterior española. El nuevo modelo de funcionamiento de la Secretaría General Iberoamericana, en la que asumen más responsabilidad nuestros socios, puede ser una buena fórmula. En un mundo multipolar como el nuestro, la gran comunidad iberoamericana, en la que comparten dos lenguas (portugués y español) 650 millones de personas, sigue teniendo futuro. En Veracruz se intentan estrechar lazos culturales y educativos. Es sin duda un buen modo de fortalecer lo que el idioma y la historia mantienen unidos. 

Lo más visto