También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SANISIDRO2015 | CORRIDA DE LA PRENSA

Una Corrida de la Prensa con Rey pero sin noticias

El encierro de Jandilla-Vegahermosa frustró en su mayoría las esperanzas puestas en el cartel de la Corrida de la Prensa. El protagonista fue el Rey don Juan Carlos, que asistió al festejo desde una barrrera de preferencia y al que los tres diestros brindaron sus primeros toros.
Don Juan Carlos recogiendo uno de los brindis que ha...
Don Juan Carlos recogiendo uno de los brindis que ha recibido este miércoles en Las Ventas. EFE

Mal asunto que la prensa taurina tengamos tan poco que contar precisamente el día de la Corrida de la Prensa. Una Corrida de la Prensa sin noticias en Las Ventas. Manda... eso. Tarde de viento, de frío al final del festejo, de poco interés en el ruedo. Y justo, el día que además regresaba como Rey emérito don Juan Carlos al coso madrileño para mostrar una vez el apoyo de nuestra Casa Real a la Fiesta. Debemos estar orgullosos de ello en época de más poses que apoyos firmes desde otros ámbitos.Y poco pasó en el ruedo por culpa de una calamitosa corrida de Jandilla y Vegahermosa. Los toros de Borja Domecq fueron un muestrario de animales vacíos de casta y pujanza y de una desesperante falta de fuerzas. Sólo el buen cuarto elevó mínimamente una nota final que resultó un suspenso de libro.Quiso más Miguel Abellán que el primer 'vegahermosa', un invalido integral. Se fue a portagayola al igual que el día de San Isidro, pero hasta ahí llegaron los méritos del madrileño. La faena, entre el viento y la nula fortaleza del toro, resultó  un conjunto ayuno de emoción y vistosidad. Cambió la tónica del festejo el cuarto, un animal vereadito de Jandilla que rompió a embestir con prontitud y repetición en el último tercio. Abellán, tras las probaturas iniciales, cogió la distancia y el aire al toro para hilvanar dos tandas ligadas pero de escasa reunión con el toro. La tercera por ese pitón ya fue más embarullada. Y al natural, la cosa decayó aún más. No se templó Abellán, no lo vio claro o no quiso apostar. Pero aquello lo resolvió con un natural y una trincherilla. Escaso bocado para tan rico manjar. La media, caída, provocó el vomito y la muerte pronta del toro. Se pidió la oreja. Pero ni la faena lo merecía, ni había mayoría de pañuelos. Tres de cuatro, Miguel y queda la del Puerto.  Otro toro sin atisbo de fortaleza saltó en segundo lugar. El Fandi lanceó con temple y banderilleó con los tendidos divididos entre quienes le reprochaban su embroque aliviado y quienes aplaudían su vistosidad y facultades. Después, la faena de muleta del granadino fue una sucesión de muletazos sin alma, como a quien le obligan a colocar ladrillos para levantar una pared. Uno, dos, tres... hasta que se pierde la cuenta de muletazos o ladrillos según el caso. El toro rodó por el suelo varias veces y lo finiquitó de forma habilidosa Fandila.Hasta cuatro pares colocó El Fandi al cuarto, un toro que se movió sin clase ni entrega y al que el torero hizo una faena marca de la casa: muletazos a mansalva de una vulgaridad extrema. Solo el segundo par por los adentros tuvo mérito dentro de un tercio de banderillas discreto de Manuel Escribano. Este tercero, primero con el hierro de Jandilla, tuvo solo un punto más de fuerzas que sus dos primeros hermanos de camada lidiados con anterioridad. Ello permitió al sevillano hilvanar algún natural de buen y templado trazo. Pero la faena no terminó nunca de romper.La faena de más mérito y poso fue la que firmó Escribano con el jabonero sexto. El toro, ofensivo de cara, no fue nada del otro mundo. Un pozo con poco fondo y menos contenido. Pero la paciencia y la solvencia del torero de Gerena obraron el milagro y Escribano extrajo pases de mérito, tirando con pulso del animal y haciéndolo romper hacia adelante. Después de las vulgaridades vistas durante toda la tarde, se agradeció el esfuerzo del torero. Justa la ovación final reconociendo el esfuerzo.

FICHA DEL FESTEJO

Madrid, miércoles 20 de mayo de 2015. 13ª de Feria. Corrida de la Prensa. Tres cuartos de plaza.

Cuatro toros de Jandilla y dos de Vegahermosa (1º y 2º), bien presentados y de juego manso, descastado y flojo en su mayoría. Mejor, el encastado y repetidor 4º, ovacionado en el arrastre.

Miguel Abellán, silencio y saludos.

El Fandi, silencio y silencio.

Manuel Escribano, silencio y saludos.

Lo más visto