También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
El 27 de febrero

Última Audiencia pública

El padre, Federico Lombardi, portavoz del Vaticano ha segurado que el Papa, Benedicto XVI ha dado un ejemplo de "amor por la Iglesia al tomar esta decisión como respuesta a la voluntad de Dios".

Federico Lombardi, portavoz del Vaticano: "Ha sido un ejemplo de humildad, realismo y amor por la Iglesia"

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi asegura que "el Papa está bien, está bien como una persona de 86 años que siente la fragilidad, que las fuerzas disminuyen con el tiempo. En esta situación el ha evaluado que es correcto por su parte renunciar a un cargo que exige mucha fuerza por los desafios, por los problemas que hay que afrontar por el gobierno de la Iglesias Universal".

"No hay ningún otro mal, no hay ningún particular problema nuevo de su salud sino  problemas normales de la edad", ha recalcado el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi que asegura que "el Papa está muy sereno porque es una decisión que ha tomado después de algunos meses. Es una decisión clara, muy reflexionada, no es la consecuencia de un hecho particular, es una decisión largamente reflexionada y marudada y el Papa siente que es su respuesta a la voluntad de Dios, es la  conclusión de una reflexión profunda en su conciencia delante de Dios por el bien de la Iglesia".

El padre Federico Lombardi ha explicado que el retiro del Papa será en un convento de clausura en la Ciudad del Vaticano, "es un pequeño monasterio en el que hay una sucesión de monjas que está durante unos años y luego cambia la congregación. Si el Papa va a estar en esta pequeña residencia no estarán nuevas religiosas contemplativas, estará el Papa".

"Hay un sentimiento de pena por la decisión del Papa porque no estabamos preparados y muy pocas personas sabían esta decisión del Papa. El ha sido muy claro y lo ha explicado muy bien y hay también admiración por su ejemplo de humildad y realismo y amor por la Iglesia al tomar esta decisión como respuesta a la voluntad de Dios" ha destacado el padre jesuita Lombardi.

ESCUCHA AQUÍ AL PORTAVOZ DEL VATICANO, PADRE FEDERICO LOMBARDI

BENEDICTO XVI CELEBRARÁ SU ÚLTIMA AUDIENCIA EL DÍA 27



Ya en rueda de prensa, el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi ha comunicado que Benedicto XVI celebrará su última audiencia pública el próximo día 27 en la plaza de San Pedro. De esta forma el Papa va a mantener su agenda hasta el 28 de febrero, que incluye una audiencia con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, el sábado 16 de febrero, ha añadido  Lombardi.

El papa celebrará hasta la fecha de su renuncia, el día 28, dos audiencias públicas, mañana, miércoles, y la del 27 de febrero. Ese día se celebrará en la plaza de San Pedro para permitir que los fieles que lo deseen puedan asistir a la misma y despedir al papa.

El Anillo del Pescador, que simboliza el poder pontificio y lleva el Papa, será destruido probablemente después del 28 de febrero, agregó Lombardi.El anillo del Papa se destruye cuando muere el Pontífice, pero en esta ocasión, señaló el portavoz, la situación es "inédita" y expertos vaticanos están estudiando la normativa.

Por otra parte, la prevista encíclica de Benedicto XVI sobre la fe, que sería la cuarta de su pontificado, no está preparada para su publicación, dijo Lombardi, quien no descartó que el documento se publique, pero en otro formato, no como encíclica.

Una vez que Joseph Ratzinger abandone el papado, vivirá en un convento de monjas de clausura dentro del Vaticano, que actualmente está vacío, ya que las religiosas se han trasladado a otro lugar y podría ser, aún no está confirmado, Obispo emérito de Roma.

El convento está siendo reformado para acoger al Pontífice alemán, agregó el portavoz, que dijo que se desconoce quiénes vivirán en el convento con Ratzinger.

Benedicto XVI abandonará el papado a las ocho de la tarde local de Roma el próximo 28 de febrero porque esa es la hora en la que normalmente deja de trabajar todos los días, informó el portavoz.

Lombardi precisó que no existe ningún motivo "jurídico" en esa decisión del papa, "quien ha considerado esa hora como el momento de hacer firme su renuncia, ya que es el momento del final de la jornada laboral".