También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Investigación y desarrollo

La UJA trabaja en un proyecto para la detección de averías en generadores fotovoltaicos

El grupo de investigación Matras (Modelización de la Atmósfera y Radiación Solar) de la Universidad de Jaén (UJA) trabaja en un proyecto para mejorar la detección de averías en generadores fotovoltaicos, encargado por la empresa Magtel y aprobado por el Centro Tecnológico de Andalucía (CTA).

De 

El objetivo de este proyecto, titulado Pares-FV (Predicción automática del recurso solar para instalaciones fotovoltaicas), es la realización de un proceso de investigación que permita desarrollar un modelo adecuado para la mejora en la detección de averías en generadores fotovoltaicos.   Joaquín Tovar Pescador, profesor de Física de la Universidad de Jaén y responsable del grupo Matras, explicó actualmente, la tecnología fotovoltaica y sus instalaciones no cuentan con un sistema integrado que permita detectar fallos con antelación. “La detección, tanto del fallo como de la causa del mismo, supone un factor crucial en la optimización de la producción de las plantas fotovoltaicas, dado que en algunas ocasiones se producen averías y no se detectan hasta el día siguiente, cuando se recoge la producción del día anterior o el fallo del sistema no está identificado adecuadamente, lo que supone una pérdida de tiempo muy costosa y una merma en la producción de la planta”, subrayó.   Durante los últimos años, las energías renovables han crecido y se han integrado dentro de los sistemas eléctricos de los distintos países. A pesar de que técnicamente suponen una fuente limpia de producción de energía, su carácter no gestionable hace que su integración dentro de los sistemas eléctricos esté muy limitada y dependa en gran parte del mix de generación, es decir, la mezcla de sistemas productivos que posea el país. Joaquín Tovar señaló, en este sentido, que un modo de aumentar esta integración consiste en desarrollar sistemas eficaces de pronóstico del recurso energético y de la producción, “lo que permite aumentar la gestionabilidad, por parte del operador del sistema y aumentar los beneficios, al optimizar el procedimiento de ofertas ante el gestor de mercado”.   Por otra parte, en numerosas ocasiones, la producción eléctrica de una instalación fotovoltaica se merma por la aparición de fallos y sus consecuentes operaciones de reparación y mantenimiento. Estas pérdidas podrían reducirse considerablemente si se crea un sistema que alerte de la futura existencia del fallo con antelación suficiente, para que se pueda actuar a tiempo sobre los equipos, de manera que no se pare la producción. Otro problema "interesante" en este tipo de instalaciones, comentó Tovar, es que el sistema de monitorización no detecta muchos síntomas que indican valores de tensión, intensidad, potencia y el montante de la energía producida, “pero no se buscan parámetros que expliquen tendencias o valores anómalos puntuales, sólo si hay tensión e intensidad y cuál es su valor. Nunca se busca por qué hay un valor que se separa significativamente del valor teórico, teniendo en cuenta los parámetros ambientales medidos”, subrayó.   El Grupo de investigación Matras pertenece al Departamento de Física de la Universidad de Jaén, estando integrado dentro del Plan Andaluz de Investigación (Grupo TEP-220). Su actividad investigadora se engloba dentro del ámbito de la Meteorología y Energía. En particular, los proyectos de investigación en los que actualmente está trabajando el grupo persiguen: evaluar los recursos energéticos renovables (recurso solar y eólico) en el sur de la Península Ibérica, analizando su complementariedad espacial y temporal; desarrollar metodologías para la predicción del recurso solar en escalas de horas a días, y analizar la variabilidad de los recursos solares y eólicos ante el cambio climático.  

Lo más visto