También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Tuve la razón, hemos logrado la paz"? después volvió a su niebla mental

Tuve la razón, hemos logrado la paz? después volvió a...
Tuve la razón, hemos logrado la paz? después volvió a su niebla mental

Así ha recordado en La Mañana de COPE el escritor británico John Carlin el último encuentro que tuvo con Mandela hace cuatro años en Sudáfrica.


John Carlin es el autor de “La sonrisa de Mandela" (ed. Debate) un libro donde rinde un merecido homenaje a una de las figuras políticas y humanas “más relevantes y fascinantes de la historia reciente”. “Era muy grande.  Mas allá de lo físico sabías que estabas en presencia de una leyenda. Pero era tremendamente afable y simpático. Hacía bromas, mofánsose incluso de sí mismo porque era consciente de que intimidaba a la gente que le conocía por primera vez y eso no le gustaba. Buscaba una igualdad en el trato para demostrar que era como tú”.

En su opinión, la  combinación de “grandeza y leyenda viva” con su humildad, hacía de Mandela un personaje “tremendamente atractivo”.

Carlin reconoce un afecto recíproco entre Mandela y la Familia Real española. También lo tenía con la reina de Inglaterra que con él “se derretía”.  “Era de las pocas personas que la llamaba Elisabeth”. De alguna manera “la reina Isabel y el rey Juan Carlos reconocían en él un rey por naturaleza. Tenía una especie de presencia real natural", advierte el periodista.

La estancia en la cárcel del expresidente sudafricano marco en él un antes y un después.  “No fueron dos personas distintas pero sí dos políticos diferentes. Tenía ese carisma y esa generosidad de espíritu antes de entrar, pero el político que salió de la cárcel era más consciente de los límites de lo posible. Entendió que se tenía que negociar y pactar un acuerdo en el que todos ganasen y perdiesen algo. Fue el primero en reconocer que la cárcel, a nivel político, le vino muy bien”.

Sin embargo su estancia en prisión pasó factura a su familia. “La rueda de prensa mas memorable que he presenciado en mi vida fue la que ofreció Mandela un día después de salir de la cárcel. Decía que no sentía rencor, pero que le dolía el sufrimiento de su familia durante su larga ausencia. Él optó por la causa nacional y no se puede hacer todo. No es nada excepcional. Muchas grandes figuras invierten sus energías en sus carreras y triunfan, pero en ocasiones el precio lo paga la familia”.  

Carlin recuerda su último encuentro con Mandela el 8 diciembre de 2009 en la misma casa donde murió. "Estuve una hora con él. Estaba sentado en una larga mesa comiendo con dificultad porque ya estaba mayor y durante ese tiempo estuvo envuelto en una especie de niebla mental. Habiéndolo visto en ese momento me extraña que haya aguantado cuatro años más, lo que demuestra  su enorme persistencia. En un momento de lucidez me dijo una cosa muy tremenda, mis seguidores decían que era un cobarde porque apuntaba a la reconciliación pero yo tuve la razón, hemos logrado la paz. Después desapareció y volvió a su niebla mental”.

PINCHA AQUI para escuchar la entrevista completa.

Lo más visto