También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El TSJC desplaza a los Mossos y otorga la vigilancia de su edificio a la Policía

La Policía Nacional compartirá la custodia del edificio ubicado en el paseo de Lluís Companys

ctv-z9y-tsjc-copia
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a la Policía Nacional asumir la custodia del edificio que lo alberga, por lo que los Mossos d'Esquadra que hasta ahora lo vigilaban quedan bajo su mando, para "preservar la integridad del Poder Judicial" ante una eventual independencia.

El presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, dictó el pasado viernes una orden para la custodia y seguridad del Palacio de Justicia que alberga al Alto Tribunal catalán por la que, dentro del edificio y sus entornos, se desplieguen policías nacionales que garanticen su vigilancia.

El objetivo de la orden es que la Policía Nacional comparta con los Mossos la obligación de "preservar la integridad del Poder Judicial y el normal funcionamiento" del TSJC, así como "la independencia de todos los magistrados que lo integran y el ordinario cumplimiento de su deberes jurisdiccionales".

En su orden, Barrientos recuerda que la Ley de Transitoriedad Jurídica que aprobó el Parlament, y que el Constitucional suspendió después, "vienen a perturbar invariablemente la integridad del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y de todos los magistrados que la integran, incluido su presidente, en la medida en que llevan a su desaparición, para compromiso de la función jurisdiccional que ejercen".

Según han informado fuentes policiales, Barrientos ha comunicado por separado su decisión, en su despacho en el edificio del Alto Tribunal catalán, al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, y al jefe superior de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote.

Con su medida, que ha comunicado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y a la juez que investiga al Govern por convocar el referéndum del 1-O, Barrientos pretende garantizar "el normal funcionamiento del Tribunal Superior de Justicia y el ordinario cumplimiento de sus deberes judiciales por todos sus integrantes".

Barrientos precisa en su orden que la Ley Orgánica del Poder Judicial confiere a los jueces potestad para ordenar las diligencias que consideren oportunas cuando "se consideren inquietados o perturbados en su independencia".

Lo más visto