También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fórmula 1

El Tribunal Internacional de la FIA reprende a Mercedes y Pirelli

El tribunal decidió que la escudería alemana no podrá participar en las pruebas para jóvenes pilotos que se celebrarán próximamente.
Lewis Hamilton, Mercedes (Reuters)
Lewis Hamilton, Mercedes (Reuters)

El Tribunal Internacional de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) decidió hoy reprender a Mercedes y al fabricante de neumáticos Pirelli por la presunta ventaja obtenida por la escudería en ensayos de neumáticos en mayo en Barcelona. El tribunal, tras dos días de audiencias en París, decidió que Mercedes no podrá participar en las pruebas para jóvenes pilotos que se celebrarán próximamente. Sin embargo, no decidió excluirles de la competición o imponerles multas, proceder a otras descalificaciones o suspensiones, tal como prevén las normas de competición de la FIA. La instancia de la FIA anunció en un comunicado que rechazó tomar cualquier otro tipo de medidas y no extrajo más conclusiones de las declaraciones escuchadas en la capital francesa. En la explicación de su decisión, el tribunal consideró que el asunto que mereció las audiencias "no es meramente técnico o legal, sino que tiene una importancia fundamental" para el deporte de la Fórmula Uno. Además, estima que Mercedes sacó "cierta ventaja material" como resultado de las pruebas que hizo con los neumáticos proporcionados por Pirelli lo que, "al menos potencialmente, le dio una ventaja deportiva (...) con el conocimiento y la intención" del fabricante italiano. "Tanto Mercedes como Pirelli (...) incumplieron los artículos 1 y 151" del código deportivo internacional (ISC) de la FIA, concluyó el Tribunal. El equipo Mercedes, que tuvo problemas con el excesivo desgaste de neumáticos en las primeras carreras del Mundial de Fórmula uno, realizó un test de neumáticos del 15 al 17 de mayo en el Circuito de Cataluña, en Montmeló (Barcelona), según constató la propia FIA. Esta explicó en su día que de la investigación en este caso se deducía que las condiciones de ese test podrían constituir una infracción del reglamento deportivo. Las audiencias en París se hicieron en presencia de Ross Brawn, jefe del equipo de Mercedes. El abogado Paul Harris, en defensa de Mercedes, declaró el jueves que la escudería actuó de "buena fe" y que los entrenamientos se hicieron "por razones de seguridad, en interés de todas las escuderías de la Fórmula Uno". La escudería Ferrari también fue acusada de hacer unas pruebas ilegales, pero la FIA resolvió el pasado 5 de junio su absolución, ya que el equipo italiano había llevado a cabo su test los días 23 y 24 de abril, pero con el coche de 2011, algo que no contraviene las reglas del campeonato.