También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Tiempo clásico en La Linterna

Tres buenas maneras de introducirse en la música clásica

Toda la actualidad de la música clásica con el experto Carlos de Matesanz.
Cuarteto Enesco
Cuarteto Enesco

De 

Música actual, música antigua o música intemporal, pero siempre música bien hecha y con atractivo. Ese es el ingrediente infalible para vivir una buena experiencia que le permita a uno aficionarse a esa música que denominamos “clásica”. Las tres posibilidades se dan en los mismos días e, incluso, en el mismo espacio; y, además, con un elemento hoy día de especial importancia: con muy buenos precios. La Universidad Autónoma de Madrid ofrece uno de los pocos conciertos que hacen honor al nombre de su ciclo “Grandes Autores e Intérpretes de la Música” a cargo del veterano y sabio Cuarteto Enesco, una de las agrupaciones de cámara más longevas del panorama, que plantea un programa de autores realmente importantes capaz tanto de satisfacer al melómano más exigente como de atraer al principiante –conjunción especialmente indicada para el público universitario-: Cuarteto “El jinete” de Haydn, el “Americano” de Dvorák y el Op. 18 nº 4 de Beethoven (día 10, Sala de Cámara del Auditorio Nacional, 19’30 hrs.). A continuación, a las 22’30 hrs., pero en la Sala Sinfónica, se da la opción de la música actual, pero música espectacular y con mucho gancho. Y, además, con un objetivo benéfico y bien infrecuente. El compositor alicantino Óscar Navarro se presenta el próximo 10 de mayo en el Auditorio Nacional de Música al frente de la Banda Municipal de Música de Pinto, para dirigir un programa monográfico de obras de su propia autoría, llevando a cabo así su aportación a una buena causa: la protección de los animales, a beneficio de la sociedad protectora “La voz animal”. Con la colaboración del director titular de la Banda, José Antonio Blasco, el clarinetista Vicente Alberola y varios coros, se darán cinco obras de Óscar Navarro, uno de los nombres más sonantes en el panorama de la música de cine nacional e internacional, y nominado en la reciente edición de los Premios Goya de la Academia de Cine Española por la banda sonora de “La Mula”, un film de Michael Radford.La música antigua española, especialmente la barroca, de tan inmediato atractivo, es la protagonista de la próxima gira del conjunto Los Músicos de Su Alteza (día 12, Auditorio Nacional de Madrid; 13, Auditorio Ciudad de León y 14, Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo). Tres conciertos dedicados exclusivamente al magistral compositor aragonés José de Nebra (1702-1768). Por suerte, pasaron los tiempos en que José de Nebra era un absoluto desconocido para el melómano, pese a lo cual aún queda mucha de su música por difundir. Estos conciertos incluyen la recuperación de obras que no se escuchaban desde el siglo XVIII, algunas con títulos tan sugerentes como “Alcaldillo valiente”, “Ez el día del Corpuz” (gitanada pa bailar) o “A mi agüita de nieve”.Novedades discográficas.- El sello económico Brilliant lanza tres nuevas grabaciones centradas en el mismo repertorio: la música para violín y piano. De especial interés resulta, por su rareza, la caja de tres discos con las tres descomunales sonatas compuestas por el romántico ruso Anton Rubinstein, tocadas al límite de sus posibilidades por Daniela Cammarano y Alessandro Deljavan. Los también italianos Fabio Paggioro y  Massimiliano Ferrati son más prudentes al abordar repertorio de su país: las dos sonatas del popular Ottorino Respighi –aunque de las dos, sólo una es más conocida-, conformando un bonito disco que se completa con las Seis piezas, P. 31. Pero de las tres grabaciones, tal vez la que más redonda haya quedado, aunque sea de escucha menos fácil, es el álbum debido a los hermanos belgas Eliot y Jill Lawson, que interpretan las cuatro sonatas para violín y piano que, a lo largo de su vida, compusiera el alemán del siglo XX Paul Hindemith, perseguido tras la ascensión de los nazis al poder. Y, después de la música de cámara, la música para gran orquesta. Grande la música y grande la caja que la contiene: 9 discos con las 9 sinfonías de Anton Bruckner. No se incluyen, pues, ni la Sinfonía nº 0 ni la 00. Es una reedición de grabaciones de los 80 con alguna interpretación histórica: el poco conocido por nuestros pagos Heinz Rögner dirige a la más que competente Sinfónica de la Radio de Berlín las sinfonías 4 a 9, mientras que Franz Kowitschny dirige a la misma orquesta la nº 2, y la 1 y la 3 las dirigen, respectivamente, los históricos Vaclav Neumann y Kurt Sanderling a la mítica Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig. Como curiosidad de cierre: una graciosa versión de las popularísimas Cuatro Estaciones de Vivaldi en las que la parte solista, en vez de por un violín, está tocada por una flauta de pico. Versión que interpreta el magnífico flautista, habitual de Brilliant, Eric Bosgraaf, acompañado por el escuetísimo Ensemble CordTres buenas maneras de introducirse en la música clásica

Lo más visto