También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El traje nuevo del emperador

Cuando Hans Christian Andersen escribió “El traje nuevo del emperador” quiso dejar constancia de que no hay preguntas estúpidas. De que, por mucho que creamos que podemos tener razón, siempre cabe un lugar para el error. El Córdoba de Oltra ahora se ve desnudo, pero aún hay quien lo ve vestido con el traje de antes de ayer. Nunca ha parecido jugar a nada, pero antes le bastaba con la contundencia en ambas áreas y un espíritu inquebrantable. Cuando empezaron las de Caín la contundencia se volvió de gomaespuma y el espíritu, el de la golosina. Pero aún le queda crédito al técnico, parece ser, para sacar pecho ante la prensa y pedir que busquen respuestas a preguntas que él no desea dar, por incómodas. Cinco partidos seguidos perdidos en casa, un sexto puesto que se antoja un espejismo habida cuenta de la segunda vuelta –es el 20 de 22 desde que el campeonato empezó a doblar- y, sobre todo, una sensación de que todos hemos vivido meses en un espejismo. La complacencia es un mal peligroso, porque nos ve vestidos estando desnudos e impide que, desde la autocrítica, se muevan los resortes necesarios para que todo cambie de verdad. Porque no siempre hay que parecer perfecto, claro, a veces en el fútbol también es necesario demostrarlo.

Lo más visto