También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 1ª Feria de Abril

Toros para el triunfo

La primera corrida de inicio del ciclo continuado de feria se ha saldado sin triunfos pese a la calidad de los toros de Montalvo. Antonio Nazaré, que se lució al natural, fue ovacionado. Juan del Álamo, tras notable faena al segundo, perdió el trofeo tras fallar con la espada.
Juan del Álamo firmó los pasajes más interesantes en el...
Juan del Álamo firmó los pasajes más interesantes en el arranque de la Feria de Abril. EFE

De 

Es un placer ver torear así a un toro con embestida tan pastueña como el cuarto de Montalvo. Antonio Nazaré lo consiguió con su mano izquierda en muletazos de altísima categoría. Fue el sevillano autor de un importante catálogo de pases, centrados en su mayoría en un repertorio de naturales  con los que mostró un toreo de mano baja, muy despacio, muy ligado y, por momentos, de enorme pureza. Con él supo infundir una profunda expresividad convertida en emoción. Duró poco, pero llegó pronto a una gente gozosa de ver y sentir.  Fue lo mejor de una faena en la que le costó entrar. No obstante, los muletazos diestros fueron adquiriendo sentido en su forma y contenido. Cites de muleta adelantada, muy despacio e hilvanados unos con otros. Una lástima que, tras haber alcanzado nota alta con la izquierda, volviera a la derecha para epilogar una faena que ya estaba hecha. Después, el pinchazo le birló una oreja que se antojaba segura.El primero fue un torazo que imponía su anatomía y su seriedad. Como toda la corrida. Diferente de hechuras pero seria y astifina que daba medio y, además, con calidad en sus embestidas. Toros para el triunfo. Ya digo, el primero de Nazaré fue el único que se paró tras la primera  tanda con la derecha. Breves intentos de Antonio por trazar el templado muletazo y poco más. La espada cayó de mala manera.Obvio es decir que el primer mérito de Juan del Álamo es su ambición. Vino a triunfar y sólo el acero se lo impidió. Porque el salmantino sublimó una faena con el notable segundo de extraordinaria pulcritud y cálida expresión con la que enriqueció su toreo. Le imprimió temple a su capote y  estuvo inspirado en una obra magnificada por el esplendido natural. Citó con la muleta muy adelantada, la dejó una y otra vez en la misma cara del morlaco para obtener  la ligazón y así fueron sucediéndose muletazos de extraordinaria transparencia, lentos y rematados con el circular trazo de los de pechos. Así, con ambas manos, consiguió transmitir su toreo en acertada versión. La espada le privó de un triunfo que se veía cantado. Con el rajado quinto volvió a dejar estela de su impecable concepto, sobre todo con la derecha, porque cuando se echó la muleta a la izquierda el toro sólo quería tablas. Esta vez la espada entró en certero volapié.Diego Silveti resolvió la tarde sin aspavientos. No fueron sus toros claros de triunfo, pero tampoco los fueron de fracaso. La serenidad y el equilibrio dominaron sus dos faenas sin que ambas alcanzaran altas cotas. Con el noble tercero obtuvo algún que otro muletazo con clase. Y con el sexto tres buenos y lentos naturales avalaron el resultado de una faena que no terminó de cuajar. Finiquitó de certero espadazo. FICHA DEL FESTEJO Sevilla, jueves 1 de mayo de 2014. 1ª de Feria. Media plaza. Toros de Montalvo, muy bien presentados, nobles, escasos de fuerzas y con calidad en sus embestidas. Destacaron el segundo y cuarto. Antonio Nazaré, silencio y ovación. Juan del Álamo, ovación tras aviso y ovación. Diego Silveti, silencio y ovación. Toros para el triunfo

Lo más visto